<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cesantías, horas extra y otros beneficios laborales que han desmejorado en Colombia

  • FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    FOTO EDWIN BUSTAMANTE
SERGIO RODRÍGUEZ SARMIENTO | Publicado el 23 de enero de 2020

Colombia vuelve a meterse en el debate de cómo mejorar las oportunidades laborales para las personas que en en el país no cuentan con un empleo digno y formal. Según datos entregados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), 2,3 millones de personas, a noviembre, se encontraban desempleadas; así mismo, la tasa de desempleo sigue en aumento: llegó al 9,3 % durante ese mismo mes (8,8 % había sido el dato del mismo periodo de 2018).

En ese contexto aparecen nuevas proposiciones por eliminar beneficios salariales para que las empresas puedan crear puestos de trabajo, iniciativas que ponen al país a hacer memoria sobre cuáles han sido los cambios más importantes y que de alguna manera han afectado el ingreso de los trabajadores. Alivios que se fijaron con la promesa de generar más flujo de caja a las compañías con presencia en el país, con la idea reducir los índices de desocupación.

Precisamente ese ha sido el argumento sobre el cual se ha sustentado la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) para plantear la posibilidad de que los empleadores en Colombia no se vean obligados a realizar pagos como el que destinan a las cajas de compensación familiar, o eliminar el desembolso de los intereses que se generan por las cesantías.

Estos son parte de los grandes cambios, que en los últimos 30 años, han afectado los salarios de los colombianos. Modificaciones sustanciales que han ido desde un menor pago por horas extra trabajadas, hasta planes para que los jóvenes ganen menos de un salario mínimo.

¿Hubo efectos?

Para Iván Jaramillo, miembro del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, es claro que en la historia reciente del país el detrimento de los beneficios salariales de los ciudadanos se ha incrementado, entre otras razones, por una promesa falsa de mejorar los indicadores de empleabilidad al reducir los costos laborales.

“Seguramente ha habido mejoras, pero la historia nos muestra que no han sido medidas efectivas. La atracción de inversión, la motivación a abrir nuevas empresas sí ha ayudado. Es muy claro que la flexibilización parece no estar haciéndolo. La pérdida de derechos sigue menguando los beneficios para los trabajadores en Colombia”, dijo Jaramillo.

Si se revisan los registros históricos del Banco de la República (con fecha desde 1984), tras la implementación de los cambios salariales de 1990 hubo una mejora en la tasa del desempleo: para ese año llegó a 10,6 % y se redujo hasta 7,8 % en los tres años siguientes.

Sin embargo, las reformas del 2002 no dieron los resultados esperados. El histórico de desempleo que alberga el Emisor dice que el dato al inicio de 2002 llegó al 15,85 % y terminó en 15,77 %. Entre 2002 y 2004 si bien hubo reducciones hasta el 12,19 % (diciembre de 2003) arrancando el 2004 llegó a la cifra histórica de 17 % de desempleo.

Le puede interesar: El Gobierno le abre sus puertas al empleo juvenil

Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, aseguró en cambio que estos alivios sí ayudan en la medida en que Colombia sigue siendo un país en el que el dato de productividad laboral es muy bajo y no justifica los costos que representa la contratación de una persona.

Reacciones a las nuevas propuestas

Frente a los últimos pronunciamientos, como el de eliminar el pago de intereses a las cesantías, el no pago a cajas de compensación o un salario del 75 % para los más jóvenes, el factor común ha sido el rechazo. El propio presidente Iván Duque dijo sobre la más reciente propuesta de Anif, que desde el Gobierno siempre velarán por la protección de los derechos adquiridos.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) y el gremio que reúne a las micro, pequeñas y medianas empresas (Acopi) se manifestaron en contra de todas aquellas iniciativas que busquen quitarle derechos salariales a los trabajadores colombianos, “pero también de las posibles nuevas imposiciones como las primas extra que se han propuesto desde cierto sector del legislativo”, dijo Rosmery Quintero, presidenta de Acopi.

Por ahora tanto el Gobierno, como la bancada oficial del Congreso, han afirmado que no se tiene un documento final sobre lo que pueda ocurrir ante una eventual reforma laboral, esto a pesar de que sí se están escuchando propuestas. Alicia Arango, ministra de Trabajo, confirmó en entrevista con EL COLOMBIANO en agosto de 2019 que estaban analizando iniciativas que salieron desde las plataformas digitales.

Lea además: Mejora en cifras de empleo se verían a inicios de 2020

Contexto de la Noticia

Sergio Rodríguez Sarmiento

Tengo más libros de fútbol que calzoncillos y medias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección