¿Están protegidos los datos de las personas?

  • En la vida digital y analógica los datos circulan casi que sin control, pero cada quien decide qué información da. FOTO ROBINSON SÁENZ
    En la vida digital y analógica los datos circulan casi que sin control, pero cada quien decide qué información da. FOTO ROBINSON SÁENZ
Por Jonathan montoya García | Publicado el 23 de marzo de 2017
en definitiva

Cada usuario debe ser conciente de los datos que entrega en el mundo digital y analógico y conocer el uso que se les dará a ellos. Es obligación de las empresas y apps informar el tratamiento que se le dará a la información.

Cada semana, por lo menos, Mauricio* recibe una llamada desde un hotel de un municipio de Antioquia. Le ofrecen vacacionar durante un fin de semana pagando solo la alimentación. Mauricio nunca les dio su número de teléfono, de hecho, nunca ha dado sus datos para participar en una rifa, tal como le señalan las personas que lo contactan para contarle sobre el plan.

Para Mauricio es claro, su número de teléfono, de alguna forma, terminó en manos de las personas que promocionan los planes del hotel, y ahora él trata con insistencia de decirles que por favor paren de llamarlo. Sin embargo, lo siguen haciendo.

La solución a ese inconveniente que estipula la Ley de Habeas Data, es que se envíe una solicitud a la empresa que esté usando los datos pidiéndole que la información sea borrada de la base de datos en un plazo máximo de 30 días.

Esos casos de fuga de información personal son muy comunes tanto en la vida digital como en la analógica.

Por esa razón, y con el fin de proteger los datos de las personas, surgió en Colombia el decreto 1377 de 2013, que reglamenta parcialmente la Ley de Habeas Data.

Entre los derechos del ciudadano dueño de la información está, por ejemplo, que el individuo pueda conocer para qué y cómo será utilizada. Así, cada vez que una empresa le solicite sus datos personales, deben informarle qué uso les darán.

El Caso Uber

Esta semana se conoció que un conductor de la plataforma Uber usó el teléfono de una usuaria para una situación diferente a la prestación del servicio de transporte.

Según Carolina Botero, de la Fundación Karisma, en el caso específico de la usuaria de Uber se dio una violación de la intimidad, no una violación de la ley Habeas Data. Esta dice Botero, es específica en reglamentar el uso que las empresas puede darles a los datos que sus usuarios les suministran. Esos datos los usan, por ejemplo, para ofrecerles distintos servicios.

Como no fue Uber quien usó de forma inadecuada la información, la culpa no recae sobre la plataforma o aplicación, sino sobre el conductor que prestó el servicio, quien tuvo acceso a los datos de la usuaria y los usó de forma indebida.

Tanto Uber como otras aplicaciones -Airbnb, Easy Go–, que ponen en contacto a una persona con otra para que hagan un tipo de transacción, exponen datos sensibles como dirección de residencia y teléfono.

En ese sentido, es decisión del usuario si acepta las condiciones de uso, en el caso de esas apps, por ejemplo, revelar esos datos. Pero si con quien se realiza la transacción se sale de la norma que estipule cómo debe manejar la información entregada, es obligación informarlo.

Para prevenir fugas de información cada usuario, antes de descargar una app, debería leer a qué le está dando acceso; tal vez cuando lo conozca decida no continuar. Por eso es importante leer atentamente las condiciones, pues en general, se les da permiso de acceder a la lista de contactos, fotos, y mensajes SMS.

(*) Nombre cambiado por solicitud..

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿y en redes sociales?

Según Carolina Botero, de la Fundación Karisma, en las redes sociales se entrega distinta información según la privacidad que el usuario elija –perfiles públicos o privados– , ahí, según Botero, se da gran cantidad de datos personales y cada usuario debe entender que esa información la puede conocer la propia red, “de hecho cuando aceptamos sus términos y condiciones incluso le damos permiso de que la use para muchas cosas (como en su modelo de negocio, nos perfila por nuestra edad, sexo, gustos, lo que hacemos... y nos vende publicidad asociada, por ejemplo)”.

Jonathan Montoya García

Periodista de la Universidad de Antioquia. Interesado en temas de tecnología y cultura. Disfruto del cine y la música.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección