<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Alternativas para no olvidar

  • La siembra en bosques protegidos es una de la opciones más frecuentes, según Memorias.com FOTO SSTOCK
    La siembra en bosques protegidos es una de la opciones más frecuentes, según Memorias.com FOTO SSTOCK
Por MARÍA LUCÍA HERNÁNDEZ GUIDO | Publicado el 14 de mayo de 2021

Existen diferentes maneras de rendir homenaje o de recordar a quienes ya
no están. Estas son algunas de ellas.

En países como Estados Unidos, México, Brasil, Australia y Reino Unido ha surgido la figura del doula del final de la vida. Esta, especie de “comadrona”, acompaña brindando apoyo emocional, físico y logístico a la persona que atraviesa el final de sus días. Comparte oraciones y meditaciones según las creencias, ayuda a escribir cartas o a realizar videos póstumos, comunica a familiares detalles sobre cómo se desea el funeral; pero, sobre todo escucha para ayudar a navegar por momentos de incertidumbre y temor.

Según el Global Wellness Summit, este nuevo oficio nace por dos razones. Primero por el interés de explorar diferentes tradiciones espirituales, eligiendo elementos de varias religiones y filosofías para complementar las propias, fenómeno que Harvard Divinity School llama “espiritualidad híbrida”. La segunda razón tiene que ver con la búsqueda de un bienestar mental y físico que plantea un “morir bien” y que impulsa a los individuos a participar activamente alrededor de la muerte antes, durante y después.

Este afán se traduce en rituales y procesos de duelo personalizados, elaborados según las necesidades de cada uno. Desde funerales celebrados en vida, pasando por retiros espirituales, meditaciones, conmemoraciones a través de la naturaleza, viajes, bonos o la creación de fundaciones.

Muchas de estas acciones son parte del duelo y se ajustan a nuestra personalidad o a la relación con la persona fallecida. Por ello es clave durante este periodo “abrazar el dolor, sin juzgar las emociones, poder expresar los sentimientos”, afirma Sandra Tamayo, psicóloga clínica directora de la Clínica del Duelo. Cualquiera sea el medio (presencial, virtual o incluso individual) hay que saber comunicar para escribir una carta, relatar anécdotas y ser asertivos con quienes nos rodean. En talleres como los realizados por Pleia para quienes han perdido a su mascota, invitan a contar cómo era o qué hacía. Jorge Zapata, psicólogo clínico y especialista en duelo, explica que esto permite “resignificar la relación con el ser querido. No es un final, pero otra forma de decir hola, un encuentro distinto”.

Y es que los símbolos logran cambiar el concepto de la muerte. “En lo espiritual no existe porque es una transición del alma hacia otro plano. Si la persona trasciende, los rituales, más que cerrar un ciclo, son un medio para agradecer y honrar la presencia en la tierra, quitando el peso de la despedida o el adiós para siempre”, dice Juana Estrada de la fundación Salomé salva una vida, creada a partir de la pérdida de su bebé a causa de la tosferina.

Lo natural, protagonista

Actualmente, más allá del significado alegórico, lo natural empieza a cobrar protagonismo debido a la conciencia medioambiental. Entierros con ataúdes elaborados en tejidos de bambú y cuerpos envueltos en telas orgánicas, o urnas biodegradables con semillas en el interior, la cremación con agua o “biodisolución” que ahorra 80 % de energía y el compostaje son algunas de las nuevas alternativas.

Aunque en el país existen las dos últimas opciones (el compostaje solo para mascotas), según datos de Memorias.com y Bonos de Condolencia, los colombianos preferimos rituales como la siembra de árboles, inmersión de cenizas al mar –sobretodo en ciudades costeras–, las cajas de condolencias, bonos para fundaciones o causas ecológicas y la pupa de mariposa para ser liberada tras su nacimiento

Contexto de la Noticia

Paréntesis buscar alivio

Para quienes han perdido a su ser querido por la covid-19, la psicóloga Sandra Tamayo recomienda que la familia se reúna en torno a una foto, llevar una carta o su comida favorita o ir a un parque y soltar globos que lleven en su interior alguna nota. Individualmente, acciones tan simples como encender una vela o llevar un cuaderno para escribir pensamientos y sentimientos, son de gran ayuda. Juana Estrada recomienda acompañar a la persona no solo durante los primeros días, estar presentes semanas después le dará consuelo porque es cuando más tiende a sentirse sola.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección