<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cáncer de pulmón: claves para entenderlo

Como cada año, el 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la lucha contra esta enfermedad. Fumar es la causa más frecuente de este tipo de patología.

  • ILUSTRACIÓN sstock
    ILUSTRACIÓN sstock
Por Luis Miguel Cardona y Sebastián Aguirre E. | Publicado el 03 de noviembre de 2022

Dejar de fumar, y si no se practica este hábito, no iniciarse en él, así como disminuir la exposición a sustancias peligrosas en actividades laborales o cotidianas, y en particular al radón, un gas radioactivo que a veces se concentra en espacios interiores como viviendas y oficinas, son las principales recomendaciones que emiten autoridades como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos para prevenir el cáncer de pulmón.

Hay suficientes motivos para prestarle atención y conocer más sobre esta patología. La OMS la clasifica como el tercer tipo de cáncer más frecuente en el mundo y la primera causa de muerte relacionada con esta patología en el continente americano, con más de 324.000 nuevos casos y cerca de 262.000 fallecimientos cada año.

En Colombia, el más reciente reporte de la Cuenta de Alto Costo del Ministerio de Salud y Protección Social indica que se diagnosticaron 4.568 casos de cáncer de pulmón in situ e invasivos en Colombia, de los que el 25 % se detectaron en etapa temprana, es decir, en los primeros 23 días del surgimiento del tumor.

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de células malignas o tumorales que afectan los bronquios principales o terminales, alvéolos y tráquea, explica Jovani Osorno Serna, especialista en neumología y miembro de la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax.

Factores de riesgo

Fumar es la causa más frecuente de este tipo de cáncer, ya que un cigarrillo de combustión convencional puede contener hasta 7.000 sustancias químicas, de las cuales hasta un centenar son nocivas y dañinas para la salud.

“Estas sustancias, al ingresar al organismo, afectan el epitelio bronquial e inflaman el pulmón hasta ocasionar un daño. Muchas de estas contienen metales pesados que, a su vez, poseen níquel arsénico”, agrega el especialista. Otros factores de riesgo son las exposiciones a ambientes con niveles de contaminación muy altos y cuestiones genéticas debido a mutaciones cromosómicas que predisponen al organismo a contraer esta enfermedad, aunque estos casos no son muy frecuentes.

Tratamiento a tiempo

La mejor manera de prevenir las muertes por este padecimiento, al igual que las demás enfermedades de este tipo, es la prevención en estadios tempranos. Los especialistas tienen la misión de ser muy asertivos en su diagnóstico, pues es frecuente que el cáncer de pulmón sea asintomático; sus señales suelen confundirse con tos o gripe.

¿Cómo es su manejo?

Según el doctor Juan Esteban Ríos, terapeuta respiratorio del Hospital San Vicente Fundación, para abordar a los pacientes con esta enfermedad, lo primero que se identifica es el tipo de célula que está causando la anormalidad en el organismo: cancerosa o maligna y no cancerosa o benigna. La primera tiene la capacidad de multiplicarse y diseminarse por otros tejidos u órganos, a diferencia de la segunda, que al extirparse, por lo general, no vuelve a crecer.

En el caso de las células cancerígenas , existen tres fases de atención: prevención, diagnóstico y tratamiento. Respecto al último, Ríos señala que, en la actualidad hay disponibles varias técnicas y terapias de intervención. “Es el médico especialista quien debe definir cuál es la mejor opción, de acuerdo con su condición de salud”, agrega. Entre esas opciones, la terapia respiratoria puede aplicarse en cualquiera de las etapas, buscando educar al paciente con respecto a sus hábitos para transformar los que puedan estar generando consecuencias. En el diagnóstico, esta terapia acompaña los exámenes requeridos durante las pruebas de función pulmonar, a las que remiten los especialistas para descartar o confirmar sospechas. Al final, el tratamiento, se enfocará en el fortalecimiento de la capacidad pulmonar y la mitigación o disminución de las complicaciones asociadas

8,96
casos por cada 100.000 personas fue la incidencia de este cáncer en el país en 2020.

Contexto de la Noticia

radiografía ¿síntomas
más comunes?

La Biblioteca Nacional
de Medicina del Instituto Nacional de Salud de
Estados Unidos, los describe de la siguiente forma: dolor o molestias en el pecho, tos que no desaparece o que empeora con el tiempo, dificultad para respirar, sibilancias, sangre en el esputo (moco tosido por los pulmones), ronquera, pérdida de apetito, pérdida de peso sin causa aparente, fatiga, problemas para tragar e hinchazón en la cara y / o venas en el cuello. Es importante, estar atento a esta sintomatología para visitar al médico y encontrar un tratamiento u orientación adecuada según la situación.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección