<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cáncer hepático, esa enfermedad que avanza en silencio

  • Foto ilustración: Shutterstock
    Foto ilustración: Shutterstock
Colprensa | Publicado el 24 de agosto de 2019

El hepatocarcinoma, conocido coloquialmente como cáncer de hígado, es una de las enfermedades más mortíferas en el planeta actualmente. De acuerdo con el Global Cancer Observatory, se calcula que 2018 se diagnosticaron más de 800.000 casos de la enfermedad. Esta se presenta especialmente en hígados que hayan sufrido enfermedades como la cirrosis y la hepatitis A y B.

Debido a que es una enfermedad asintomática, su detección no puede darse en una etapa temprana. Los indicios de esta patología, como dolor, pérdida de peso, anorexia, malestar abdominal y aspecto amarillento de piel y mucosas suelen darse en una etapa desarrollada de la enfermedad.

El consumo de sustancias alcohólicas, la obesidad y el desarrollo de otras enfermedades como la hepatitis, cirrosis y diabetes son factores que pueden incidir en el aumento de casos y a que el cáncer se desarrolle con mayor frecuencia.

Si bien la detección suele ser un poco más compleja con respecto a otros tipos de cáncer, “es necesario hacer un examen cada seis meses para revisar la salud del hígado y detectar alguna anomalía hepática que pueda convertirse en cáncer”, afirmó el doctor Héctor Posso, médico cirujano y asesor de Oncología de Bayer.

La falta de acceso oportuno al sistema de salud en Colombia y la detección de la enfermedad en una fase intermedia y avanzada se convierten en graves obstáculos para tratar la enfermedad y brindar una calidad de vida digna al paciente.

Se estima que en Colombia, el 70 % de los pacientes no se eligen para el tratamiento debido al estado de su enfermedad, y por ende, los desahucian.

En cuanto a los costos directos e indirectos de la patología, oscilan entre 1.319 y 1.580 millones de pesos para los 2.279 casos que se diagnostican anualmente.

En cuanto al tratamiento, se cuenta con diversos métodos, entre ellos, la cirugía, ablación de la parte del hígado afectada, inmunoterapia y quimioterapia. “No todo está perdido, ya que hay tratamientos que ofrecen una mediana supervivencia de 26 meses para los pacientes de esta patología. Se trata de una segunda oportunidad para pacientes y cuidadores que puede prolongar vidas”, puntualizó Posso.

Para acudir al tipo de procedimiento que mejor se adapte al paciente, sus necesidades e historial clínico, es fundamental acudir al especialista para conocer las opciones existentes para tratar la enfermedad, y así tomar una decisión acertada en pro del bienestar de quien padece la patología.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección