<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Un ejemplo del exceso en uso de plaguicidas

  • Para la colmena es letal perder las obreras que salen a buscar comida. Se desestabiliza y perece. FOTO Esteban Vanegas
    Para la colmena es letal perder las obreras que salen a buscar comida. Se desestabiliza y perece. FOTO Esteban Vanegas
Por Ramiro Velásquez Gómez | Publicado el 01 de abril de 2019

Un cultivo de fresa tiene un ciclo de 150 días y en ese lapso los agricultores hacen hasta 22 aplicaciones de plaguicidas: un promedio de una cada seis días.

Esta práctica letal para las abejas la expuso Jorge Tello, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, al hablar sobre los riesgos alimentarios que pueden derivar en la extinción de polinizadores.

Pero no es el único cultivo con una práctica nociva para los insectos.

Ese informe de la Nacional mostró que en un estudio adelantado en los Llanos se observó que uno de los principales factores que está acabando con las abejas es la aplicación de neonicotinoides, la cuestionada familia de insecticidas.

“Estos se esparcen a presiones altas desde avionetas. Son muy tóxicos y actúan en una extensión de hasta 20 kilómetros a la redonda. Después de esta práctica encontramos 35 colmenas de abejas muertas”, dijo el profesor Tello.

Pese a su carácter altamente tóxico, los plaguicidas que afectan a las abejas actúan de forma muy distinta a los que comúnmente se emplean para controlar plagas como zancudos o cucarachas.

“En el caso de las abejas el proceso es más lento y las convierte en portadoras de un veneno que se transfiere al resto de la colmena”.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? La acción del glifosato

·El glifosato, dice John Jairo Idárraga, no mata las abejas pero sí microorganismos de su aparato digestivo, los que tienen un papel en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Al disminuir aquellos, el sistema se debilita y quedan más expuestas a enfermedades.

Eso fue corroborado en un estudio de Nancy Moran y colegas, de la Universidad de Texas en Austin, publicado en la revista científica PNAS.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección