<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Migrantes varados en Necoclí piden que los dejen salir hacia Panamá

  • El grupo de migrantes marchó por las calles de Necoclí este viernes. FOTO CORTESÍA TATIANA GONZÁLEZ
    El grupo de migrantes marchó por las calles de Necoclí este viernes. FOTO CORTESÍA TATIANA GONZÁLEZ
  • En el albergue había 295 personas. En estos tres meses de confinamiento ya nacieron dos bebés y hay 17 mujeres embarazadas. FOTO CORTESÍA TATIANA GONZÁLEZ
    En el albergue había 295 personas. En estos tres meses de confinamiento ya nacieron dos bebés y hay 17 mujeres embarazadas. FOTO CORTESÍA TATIANA GONZÁLEZ
VANESA RESTREPO | Publicado el 03 de julio de 2020

Cerca de 40 de los 297 migrantes que están varados desde el pasado 30 de marzo en un albergue de Necoclí, Urabá antioqueño, se tomaron las calles del municipio este viernes para pedir que les dejen continuar su paso hacia Panamá.

“Queremos irnos a Panamá, no hay comida aquí, no hay hospital”, gritaron por la calle del pueblo en una protesta que terminó al frente de la alcaldía municipal.

Lea aquí: Cuarentena revivió drama de migrantes en Urabá

Jimmy Rivas Palacios, secretario de Gobierno del municipio, aseguró esa población ha tenido atención desde el inicio de la emergencia, con recursos del municipio, la Gobernación de Antioquia y cooperación internacional.

“Estas protestas realmente se dirigen a visibilizar el deseo de ellos de continuar el tránsito al hermano país de Panamá pero por la pandemia no es posible que sigan en la ruta hacia Estados Unidos”, dijo Rivas.

Janna Vásquez, coordinadora del albergue, explicó que la fundación Brisa y Mar tuvo contrato por un mes con la alcaldía para atender a la población.

“Esos recursos iban hasta el 30 de abril y desde entonces la fundación se hizo cargo para garantizar que estén en condiciones humanitarias. Hemos recibido alimentos de donaciones internacionales y la Gobernación de Antioquia ha mandado dos paquetes de 295 kits alimentarios cada uno”, dijo.

Vásquez aclaró que al albergue se le sigue suministrando agua a través de carrotanques y que quienes han requerido atención médica la han recibido. “Hoy (viernes) estoy con tres embarazadas que tenían control prenatal. El hospital les ha dado todo lo que requieren, ya han nacido dos bebés y empezamos con 11 embarazadas y al día de hoy ya tenemos 17”, agregó.

Ella, como el secretario de Gobierno, creen que la situación se trata más de una presión para permitirles seguir su camino, pero la decisión excede la autoridad municipal. “A ellos no les falta comida, agua, salud. Los 40 que salieron a protestar esta mañana hicieron la fila y recibieron sus alimentos”, agregó.

Hay que anotar que para llegar a Panamá los migrantes deben viajar en lancha hasta Capurganá y de ahí cruzar a pie por el tapón del Darién. Además de que la frontera está cerrada por orden de las autoridades raizales y nacionales, el transporte marítimo de pasajeros también está suspendido.

Un problema transnacional

María Fernanda Posada, directora de Derechos Humanos de la Gobernación de Antioquia, explicó que en el albergue hay personas de distintas nacionalidades, en su mayoría de Haití y distintos países de África, que no pueden seguir su camino porque la frontera está cerrada.

“Sabemos que hay más de 1.000 casos en El Darién y Panamá seguramente no abrirá la frontera. Ellos piden continuar con su recorrido y eso se gestiona con Migración Colombia, pero hasta que no se abran las fronteras ellos no podrán seguir”, agregó.

Posada confirmó que con cooperación internacional se han conseguido carpas y elementos sanitarios pues en el contexto de una pandemia, es importante tener control y trazabilidad de las condiciones de salubridad.

“Hoy no tenemos conocimiento de alteraciones de orden público, estamos buscando a la Personería y cooperación internacional para intentar calmar los ánimos, porque esto excede por mucho la capacidad del municipio y del departamento”, indicó.

Aunque se ha analizado la posibilidad de buscar vuelos para repatriarlos, este diario pudo conocer que muchos de ellos llevan varios años por fuera de sus países de origen que, además, no cuentan con recursos y disponibilidad para gestionar su traslado y recepción.

Según la ONU, en Panamá hay 2.500 migrantes varados y precarias condiciones de salud.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección