<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Para qué hablan de plan tortuga en Hidroituango?

El exsecretario Esteban Restrepo y el concejal Lucas Cañas dicen que hay plan tortuga. El consorcio desmiente. ¿EPM no tendrá a tiempo megaobra?

  • El Consorcio Ituango señaló que 4.200 colaboradores trabajan a toda marcha y que están en fase de empalme. FOTO Juan Antonio Sánchez
    El Consorcio Ituango señaló que 4.200 colaboradores trabajan a toda marcha y que están en fase de empalme. FOTO Juan Antonio Sánchez
  • CCC Ituango rechazó declaraciones de Lucas Cañas.
    CCC Ituango rechazó declaraciones de Lucas Cañas.
Publicado el 07 de octubre de 2022

De repente esta semana a dos de los políticos más cercanos al alcalde Daniel Quintero se les ocurrió salir a decir que había “plan tortuga en Hidroituango”. El lunes, Esteban Restrepo, exsecretario de Gobierno, publicó un trino diciendo que los contratistas estaban haciendo “plan tortuga para que la obra no se pueda inaugurar este mes”.

Y el miércoles, en un video, el presidente del Concejo de Medellín, Lucas Cañas, aseguró que tiene certeza de que existe un plan tortuga de los constructores de Hidroituango para retrasar la obra. Incluso sugirió que existiría un interés de generar una crisis energética con el aplazamiento de la entrada en operación de la central.

Pero, ante ese tipo de señalamientos, el Consorcio CCC Ituango salió al paso y aclaró ayer que las obras civiles que ejecuta en Hidroituango no presentan atrasos y, al contrario, van más rápido de lo previsto.

Es más, explicó que en los comités semanales de programación, liderados por EPM, no han recibido ningún llamado de atención por parte de la empresa, o de parte de la Interventoría, sobre atrasos en la obra u observaciones de hallazgos que cuestionen la ejecución.

¿Lo que dicen Esteban Restrepo y Lucas Cañas es un invento? ¿De dónde lo sacaron? ¿Para qué les sirve decirlo? Fueron algunas de las preguntas que surgieron tras conocerse el comunicado.

Varios indicios apuntarían a que es posible que EPM esté en problemas para entregar a tiempo las obras de Hidroituango y por eso el equipo del alcalde Quintero estaría intentando poner a los contratistas como los culpables.

El consorcio entregó de manera anticipada, en enero y marzo, las obras que tienen que ver con casa de máquinas y obras civiles de las unidades 1 y 2. Y les quedan faltando por entregar las obras de las conducciones de esas dos unidades, que las entregarían antes del tiempo previsto.

El diputado Luis Peláez, tras señalar a Cañas de estar absolutamente perdido en el debate, señaló que tal como dicta el contrato principal de la obra, en sus adendas 40 y 41, la obra principal ya terminó y en este momento el consorcio constructor, CCC Ituango, está en fase para entregarle al nuevo contratista.

De manera que la pelota, según Peláez, está en el otro lado de la cancha. Si existe un plan tortuga, dice, “es por parte de EPM, articulado por el gerente Carrillo y el alcalde Quintero, porque no han podido escoger al nuevo contratista”, por lo que no hay ningún empalme a la vista.

Además, Peláez reiteró que las tres obras complementarias no están bajo la responsabilidad de CCC Ituango, o dicho de otra forma, para ponerlo en los términos en los que habla Quintero, “no es el GEA el responsable de las obras que puedan estar en vilo”, apunta el diputado.

Una posible explicación es que el problema lo esté teniendo EPM con otras empresas distintas a las del consorcio constructor, las encargadas de hacer el montaje de las turbinas, como Schrader Camargo o General Electric, que son las encargadas de instalar los elementos electromecánicos. De hecho, hace poco más de un mes, en Hidroituango hubo protestas, con cacerolazo incluido en el restaurante, por parte de los empleados de Schader Canargo por las condiciones salariales y de alojamiento y pararon obras durante dos días.

Lo cierto es que desde hace un semana el alcalde Daniel Quintero empezó a ambientar el posible retraso, dijo en Blu Radio que de las carreras no quedaba sino el cansancio y que —incluso— era mejor pagar los $3 billones de multa por no poner a funcionar a tiempo Hidroituango, a que la presa se cayera por no hacer las pruebas adecuadas.

Luego, el pasado martes, el gerente de EPM, Jorge Carrillo, en medio de la Comisión de Integración Energética Regional dijo que no entendía “el malestar” por el cambio de fechas de la entrada en operación de la hidroeléctrica y que estaban en etapa de pruebas, “y como toda prueba puede salir bien o puede detectar alguna señal”. Y apuntó que no conocía la primera obra pública que haya entrado en vigencia el día prometido.

En últimas, lo claro hoy, apunta Peláez, es que el proyecto no está asegurado. “Cambiar de contratistas genera un retraso de más de un año, que equivale a un 45 % de incremento de servicios públicos”. Lo que no está claro es qué es lo que pretende Quintero tras la nueva narrativa que quiere imponer


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección