<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Armados y encapuchados, ladrones hacen “el paseo” en ecoparques del Aburrá

Dos robos masivos durante este mes escalaron percepción de inseguridad en estos sitios. Falta de pedagogía y subregistro se suman al problema.

  • Recorridos en solitario, sin operadores turísticos certificados y falta de acompañamiento de las autoridades en los parajes rurales se cuentan entre las causas de los hurtos. FOTO jUAN aNTONIO sÁNCHEZ
    Recorridos en solitario, sin operadores turísticos certificados y falta de acompañamiento de las autoridades en los parajes rurales se cuentan entre las causas de los hurtos. FOTO jUAN aNTONIO sÁNCHEZ
Image
Por EDISON FERNEY HENAO H. | Publicado el 05 de abril de 2022

Lo que menos imaginaba un grupo de 14 personas que emprendió ruta hacia La Romera, entre Caldas y Sabaneta, es que en el camino los sorprenderían cuatro delincuentes con puñales y armas de fuego. Tampoco esperaban que, tras un atraco, desandarían con las autoridades las sendas en las que los despojaron de sus chaquetas, celulares y hasta refrigerios.

La escena cobró vida el pasado domingo 27 de marzo, cerca de la vereda La Miel, frontera que separa a estos municipios del sur metropolitano. Los afectados, según Mauricio Atehortúa, secretario de Seguridad de Sabaneta, se preparaban para conquistar en otra caminata la topografía empinada del cerro Tusa, en el Suroeste del departamento.

Ese entrenamiento terminó en una denuncia formal y más de $10 millones perdidos, partiendo solo del hurto de los teléfonos. Tan alarmante fue el asalto que este fin de semana los caminantes y ciclistas que por allí transitan tuvieron que ser custodiados por una cuadrilla especial de la Policía de Carabineros.

Pero este es solo un atisbo del problema. Varias son las rutas ecológicas que aumentan su flujo de visitas durante los fines de semana, convirtiéndose en “carnada” perfecta para los ladrones. Y aunque la Policía Metropolitana no compartió el consolidado de casos por esta modalidad en el Valle de Aburrá, la preocupación es latente y parece que no son claras las soluciones.

Otros corredores afectados

El episodio en La Romera tiene un precedente inmediato en Medellín: hace un mes, un centenar de personas cayó en las redes de los bandidos. En el sector Alto de Piedra Galana, en el corregimiento de San Cristóbal, cuatro encapuchados despojaron de sus pertenencias a los caminantes.

Intimidándolos con pistolas y machetes, los delincuentes se apoderaron de mochilas, teléfonos, radios, joyas y otros aparatos. Según trascendió, una de las víctimas tuvo que lanzar su móvil a un terreno arborizado. Fue esa la maniobra que le permitió al grupo comunicarse posteriormente con las autoridades.

En el ecoparque El Salado, en Envigado, sí han cesado este tipo de hechos. Aunque en la zona hasta se han reportado supuestos casos de abuso sexual, el secretario de Seguridad del municipio, Rafael Betancourt, entregó un parte de tranquilidad. De los 18 hurtos registrados en el sector en lo que va del año, ninguno responde a un delito colectivo.

Similar es el consolidado del Parque Arví, en palabras de Clara Medina. Si bien no cuentan con cifras formales sobre los reportes de hurto, pues desde allí consideran que el consolidado lo debería levantar la Policía Metropolitana, han advertido una baja en los casos. El último hecho que fue noticia en el lugar fue un doble atraco a cinco deportistas que dejó un herido.

“Hace años, nosotros tuvimos que armar una mesa de seguridad con varias instituciones porque, aunque no somos la autoridad competente, siempre nos llegaban las quejas por los robos en zonas cercanas o alejadas”, dijo Medina, tras recordar la frecuencia de los casos en otras temporadas.

En el cerro Quitasol, en Bello, se mantienen las preocupaciones por los robos. Aunque han sido menos sonados, la secretaria de Seguridad, Daniela Ortega Pérez, detalló que se han identificado los puntos neurálgicos del ecoparque, con el ánimo de combatir a los criminales. Son 26 soldados los que allí hacen vigilancia, además de uniformados encubiertos durante los fines de semana, pero todavía se presentan denuncias.

Lupa al fenómeno

Uno de los problemas advertidos por Medina, del Parque Arví —donde reciben a 5.000 visitantes cada fin de semana—, es la falta de formalización de las denuncias. Igual opinó el intendente Hernán Galvis Tangarife, líder de dos subestaciones de Carabineros en zona rural de Envigado, para quien buena parte de los hechos se quedan en redes sociales y no terminan su proceso ante las autoridades.

“Puede que nosotros nos demos cuenta, pero si la gente no denuncia, ese reporte no lo tramita la Policía”, expresó Medina. En ese sentido, el intendente Galvis agregó: “Pero no hay que echar en saco roto lo que reportan vía redes sociales. Si la gente está hablando, y no ha puesto la denuncia, es por algo”.

Esta realidad no desvirtúa el fenómeno, al contrario, escala la percepción de inseguridad entre los ciudadanos y desemboca en un subregistro por parte de las autoridades. Esto conlleva a que, en ocasiones, las cifras oficiales no conversen con el temor que sienten quienes transitan por los corredores ecológicos.

El otro reto tiene que ver con la pedagogía para los deportistas y visitantes. Aunque corporaciones como Arví insisten en que no son convenientes los recorridos con pocas personas o con operadores no certificados, “no tenemos cómo controlarlo ni cómo ponerle un policía a cada visitante”, concluyó Medina.

100
personas habría sido el número de afectados en hurto masivo en San Cristóbal.
Infográfico

Contexto de la Noticia

Paréntesis ojo: a veces se puede prevenir

Entre las recomendaciones para evitar estos hurtos, Clara Medina hizo hincapié en evitar recorridos autoguiados. Lo mejor, en su opinión, es contratar operadores turísticos certificados. Además del riesgo de asaltos, algunas personas se han perdido mientras realizan actividades en estas zonas. “Nosotros, por ejemplo, realizamos recorridos autoguiados, pero los perímetros son muy controlados”. Otro de los consejos es avisar a familiares en caso de hacer salidas como estas, así como evitar portar objetos de valor. La línea del 123 puede ser útil para alertar o formalizar denuncias.

Edison Ferney Henao Hernández

Periodista y politólogo en formación. Aprendo a escribir y, a veces, hablo sobre política.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección