<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las peleas por el poder en la U. de Medellín

  • Los cambios en las directivas de la Universidad de Medellín llegan en medio de las investigaciones al congresista Julián Bedoya y a varios directivos y profesores por el título de abogado del senador. FOTO Jaime Pérez
    Los cambios en las directivas de la Universidad de Medellín llegan en medio de las investigaciones al congresista Julián Bedoya y a varios directivos y profesores por el título de abogado del senador. FOTO Jaime Pérez
Por Leonardo Botero Fernández | Publicado el 19 de diciembre de 2019
en definitiva

Dinámicas internas de la universidad y la por investigaciones judiciales, han mermado el poder del rector de la U de M, Néstor Hincapié, quien defiende la independencia de la universidad.

Por Leonardo Botero Fernández

La polémica surgida por el título de abogado del senador Julián Bedoya, que fue otorgado por la Universidad de Medellín y que es defendido tanto por el congresista como por las directivas del claustro, ha puesto en discusión la cercanía que la institución tiene al poder local e, incluso, nacional. Una relación que es reconocida en los círculos políticos, pero hoy genera eco la institución.

Una de las muestras más claras de esta influencia en política es la cinco veces concejala Aura Marleny Arcila, amiga personal del rector Néstor Hincapié. Ella, que es contadora pública y especialista en Políticas y Legislación Tributaria de la UdeM, llegó al Concejo de Medelín en 2004 y simultáneamente es presidenta del órgano administrativo rector de la universidad: la Consiliatura.

Pero el papel de Arcila, quien fue apoyada por Bedoya en las pasadas elecciones regionales, no es el único que muestra esta cercanía de la universidad con el Partido Liberal y con el mundo de la política local. Otro de los casos más sonados fue el apoyo y la posterior ruptura del rector Néstor Hincapié y el senador Iván Agudelo, y quien superó a Bedoya en votos en Antioquia en las elecciones de 2018. Agudelo sacó 53.597 y Bedoya obtuvo 52.884.

Para esos comicios, la Universidad de Medellín apoyó a Agudelo para dar el salto de la Cámara al Senado. Un respaldo lógico, teniendo en cuenta no solo la cercanía entre Hincapié y el congresista, sino también porque este último es hijo de uno de los fundadores de la institución: Bertulfo Agudelo. Esta relación no acabó bien, pues, por diferencias, Agudelo se distanció de Hincapié y para las regionales tuvo sus propios candidatos.

Así llegó Bedoya al panorama: ocupó el vacío que dejó Agudelo. Pero con los hechos que desencadenaron su investigada graduación como abogado 17 años después de iniciar la carrera, la alianza ha tenido un impacto incluso al interior de la universidad.

La lucha por la asamblea

En medio de la polémica por el título de Bedoya, hubo un sacudón en la cúpula de la Universidad de Medellín. El martes en la mañana se realizó la Asamblea General, también conocida como asamblea de los 100, en la que eligieron a los miembros de la Consiliatura, el máximo órgano administrativo de la universidad y que tiene entre sus funciones “nombrar y renovar al rector y señalar su asignación”.

A la asamblea, los 94 votantes llegaron en medio de un ambiente álgido por el efecto que podría tener la imputación a Nestor Hincapié y otras directivas, sino por la misma presión que ha surgido al interior del claustro para cambiar las directivas. La presión se notó en la conformación de la Consiliatura, que tendrá una vigencia de dos años. Para este período los elegidos son: Aura Marleny Arcila, Óscar Darío Velásquez, Carlos Jaramillo, Hernán Cadavid, José María Berdugo y Édgar Arrubla Cano.

Dos fuentes, por separado, le explicaron a EL COLOMBIANO cómo quedó, entonces, repartido el poder. Tanto Arcila como Velásquez, quienes fueron reelegidos, son de las entrañas de la línea de Hincapié. Por su parte, Arrubla llega “en franca oposición”. Jaramillo, Cadavid y Berdugo, por su parte, son independientes con algunas críticas a la actual administración.

Ahora bien, como Hincapié no quedó con una clara mayoría, el resultado podría dificultar el campo de acción de la universidad en la política local.

La defensa de la U

Desde la universidad, sin embargo, insisten en que no intervienen en política. En un cuestionario que EL COLOMBIANO hizo llegar a través del departamento de prensa de la Universidad al rector Néstor Hincapié, y a cuyas respuestas se adhirió la concejal Aura Marleny Arcila, fueron reiterativos en negarlo.

Por ejemplo, al preguntar por la relación entre las directivas de la universidad y Bedoya, respondieron que no existe “absolutamente ninguna otra”. Esto, a pesar de que en las pasadas elecciones regionales, en las que Arcila resultó elegida para el Concejo de Medellín, por quinta vez, contó con el apoyo de Bedoya. Hay que tener en cuenta que Arcila, además de concejal, es miembro de la Consiliatura de la Universidad de Medellín, el máximo órgano administrativo de la institución.

A pesar de que Arcila es concejala, al tiempo que directiva de la universidad, al preguntarse por la relación entre el partido y la institución, contestaron: “No es cierto que exista tal relación entre la universidad y el Partido Liberal. La universidad desde su fundación ha sido respetuosa de la libertades de culto, religión y política, por lo que no es cierto que exista alguna clase de relación con instituciones políticas y por ello mismo, no existe ningún tipo de interés en que los miembros de la política nacional sean egresados de nuestra institución”.

La respuesta fue similar sobre si desde la universidad se ha hecho campaña por algún candidato al Concejo, la Asamblea o el Congreso: “La universidad no tiene interés en apoyar candidaturas políticas de ningún tipo. Su esfera es la de la formación profesional. La universidad tiene abiertas las puertas a todos los partidos políticos y muchos de sus egresados pertenecen a las diferentes colectividades”.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES ¿Cómo se dirige la UdeM?

La Consiliatura de la Universidad de Medellín tiene once asientos, que se elige entre miembros de la universidad. Seis de ellos son egresados activos de la institución (como los que se escogieron el martes) y los otros cinco son miembros fundadores de la universidad. Además de poner y quitar al rector, como lo indican los estatutos, y este último, por su parte, preside a la consiliatura.

Hasta este martes, entonces, dos de los cargos más importantes estaban concentrados en un mismo grupo, el de Néstor Hincapié y Aura Marleny Arcila. Ahora, y con la coyuntura actual, este puede perder poder de decisión al interior de la universidad, pues la mayoría de los egresados activos de la consiliatura son independientes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección