<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?

El Fondo de Inversión Soberano Saudí, con un presupuesto de 650.000 millones de euros, ha invertido en fútbol, golf, tenis y automovilismo.

  • Cristiano Ronaldo, de 39 años, es el jugador mejor pagado en el mundo. En el Al-Nassr recibe un salario anual de 200 millones de euros. FOTO GETTY
    Cristiano Ronaldo, de 39 años, es el jugador mejor pagado en el mundo. En el Al-Nassr recibe un salario anual de 200 millones de euros. FOTO GETTY
  • ¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?
  • ¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?
  • ¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?
30 de marzo de 2024
bookmark

Arabia Saudita tiene un objetivo claro: mostrarse ante los ojos del mundo como una nación próspera, abierta, que tiene influencia. Los árabes quieren posicionarse como referentes en la realización de eventos, que el planeta entero vire su mirada hacia territorio saudí.

Así está consignado en el proyecto Visión Saudí 2030, ideado por el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán (38 años) en 2016 y cuyo propósito principal es que la economía de esa nación, cuestionada por la comunidad internacional debido a las denuncias de abuso de los derechos humanos, deje de ser dependiente de la explotación petrolera y empiece a tener otras fuentes de ingresos.

Uno de los pilares fundamentales del plan que tienen las autoridades del país árabe es apoyar el deporte. Por eso el Fondo de Inversión Soberano de Arabia (PIF, por sus siglas en inglés), que tiene un presupuesto de 700.000 millones de euros aproximadamente, ha realizado inversiones en el fútbol, golf, automovilismo, tenis, boxeo, entre otras.

El “boom“ empezó en 2021, cuando el PIF compró el equipo Newcastle de Inglaterra por 300 millones de euros. Dicen que lo hizo como respuesta al poderío del City Group (dueño de equipos como el Manchester City, Girona), cuyo accionista mayoritario es Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos, y el Fondo Soberano de Qatar, que es dueño del PSG.

Después de ese primer golpe de chequera, los árabes no han parado de desembolsar dinero. De acuerdo con datos del Diario AS de España, durante 2021 y 2023 hicieron operaciones, entre patrocinios a clubes y compra de jugadores como Cristiano Ronaldo, Karim Benzemá, Neymar, Sadio Mané, entre otros, por más de 4.100 millones de euros.

La joya de la corona saudí

El balompié, que es el deporte nacional de Arabia Saudita, ha sido la práctica en la que más dinero han invertido. Se estima que el Fondo de Inversión Soberano patrocina 83 equipos a nivel internacional. Además, solo en el mercado de verano de 2023 realizó una inversión de 900 millones de euros en los cuatro clubes más grandes de la Liga del país (Al-Ittihad, Al-Ahli, Al-Nassr y Al-Hilal) para fichar a glorias del balompié europeo que ya están en el ocaso de sus carreras.

También han llegado a acuerdos para albergar eventos como la Supercopa de España, por cuya realización le pagan, desde 2019, 40 millones de euros a la Federación Española de Fútbol. El contrato, que ha sido cuestionado por las autoridades españolas debido a presuntas irregularidades cometidas por Luis Rubiales y Gerard Piqué cuando lo estaban negociando, termina en 2029. Los árabes también apuntan a ser la sede del Mundial de 2034.

Además, han firmado contratos millonarios de publicidad con estrellas como Lionel Messi, que rechazó la oferta que le hizo un equipo del balompié saudí y prefirió irse para el Inter Miami de la MLS.

De acuerdo con el New York Times, en junio de 2023, se estima que el astro argentino percibirá ingresos de 22,5 millones de euros en los próximos años solo por visitar Arabia con su familia durante unas vacaciones pagas por el reino y subir fotos a su cuenta de Instagram promoviendo las visitas a territorio árabe. Sin embargo, el acuerdo tiene una cláusula que indica que el futbolista no puede decir cosas que puedan manchar el nombre de Arabia.

Monopolizar el deporte

Los árabes no solo piensan en fútbol. También han metido dinero en deportes como golf, tenis, boxeo, atletismo, ciclismo, balonmano, snooker (modalidad del billar), cricket, y automovilismo, en los que han invertido miles de millones de dólares para organizar eventos como el Gran Premio de Arabia Saudita de la Fórmula 1, peleas que le han quitado protagonismo a ciudades como Los Ángeles y Las Vegas, entre otros, que han llevado a que el mundo ponga los ojos sobre territorio árabe. Están logrando su objetivo.

Logró acuerdo para dominar el golf

¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?

Los árabes también son dueños de la Súper Golf League, conocida también en el mundo como LIV, un circuito de ese deporte creado en 2021 por parte del Fondo de Inversión saudí para hacerle competencia al PGA Tour, que siempre fue el más reconocido del mundo. Estos dos torneos estuvieron enfrentados hasta que, en junio de 2023 llegaron a un acuerdo millonario para unificar los dos circuitos en una sola entidad mundial.

De acuerdo con información del diario La República, el PIF realizó una inyección económica de 3.000 millones euros en el circuito de la PGA en una alianza que estaba programada para empezarse a hacer efectiva a partir del 31 de diciembre del año pasado. Sin embargo, de acuerdo con lo que han registrado medios especializados, aún no se ha podido llevar a cabo y se estima que solo podrá empezar a partir de 2025, pues según Bloomberg, “el trato está lejos de completarse en tanto que los circuitos de golf responden a una serie de asuntos incluyendo una probatoria del Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre preocupaciones antimonopolio y conversaciones con jugadores del PGA Tour sobre cuánto control van a tener sobre la nueva liga”.

En todo caso, ambos circuitos ya tienen planes para el 2024, pero los árabes son los que han dado el golpe llevándose a estrellas como el español Jon Rahm, que en diciembre firmó un contrato por 500 millones de euros con la LIV Cup.

Ofertó mil millones para unificar el tenis

¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?

Los árabes quieren monopolizar el tenis mundial. El Fondo de Inversión Saudí realizó una oferta de 1.000 millones de euros para poder unificar los circuitos de la ATP y la WTA, que son los organizadores de los torneos masculino y femenino del deporte blanco a nivel profesional.

Los saudíes ya tienen una relación estrecha con la ATP. A finales de 2023 albergaron el torneo Next Gen, en el que juegan los mejores tenistas jóvenes del mundo, en Yeda. La capital del país será la sede de ese campeonato hasta 2027 gracias al contrato que se firmó. En la edición del año pasado, se realizaron pruebas de tecnología de punta como que los entrenadores pudieran ver, a partir de censores que había alrededor de la cancha, un mapa de calor que les indicaba el rendimiento de sus jugadores en tiempo real.

También, de acuerdo con información que publicó el portal web Ámbito Financiero, desde el pasado mes de febrero el Fondo de Inversión Soberano de Arabia Saudita es el patrocinador principal del ranking masculino de tenis, mientras que planean negociar con la gestora d fondos británica Capital Partners, que es propietaria del 20% del circuito de la WTA después d paga 150 millones de dólares, para hacer lo mismo en el circuito femenino.

El objetivo que tienen, según han dicho, es que haya equidad en los premios y que les otorguen la realización de un torneo de Masters 1.000 en los próximos años. Dicen que puede empezar en 2025. También buscan ser sede de un nuevo Grand Slam.

¿Cómo entró Aramco en el negocio de f1?

¿Arabia Saudita montó un monopolio en los deportes a nivel mundial?

Aramco es la empresa petrolera más grande del mundo. Es propiedad del Fondo de Inversión Soberano Saudí y desde 2020 es uno de los socios estratégicos del Campeonato Mundial de la Fórmula 1.

La entrada de la empresa en el mercado del automovilismo, que fabrica el carburante del campeonato de Fórmula 1 (tiene inversiones en la escudería Aston Martin), ayudó a que le dieran al país árabe la posibilidad de organizar el Gran Premio de Arabia Saudita de la categoría. Se estima que han inyectado cerca de 1.300 millones de euros en este deporte en los último dos años.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD