<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El fuego en Oriente Medio impulsa el año reeleccionista de Trump

  • Vidrios rotos, muebles quemados y paredes con grafitis con mesajes pro Irán, era el panorama que se vislumbraba ayer en la embajada estadounidense en Bagdad. FOTO AFP
    Vidrios rotos, muebles quemados y paredes con grafitis con mesajes pro Irán, era el panorama que se vislumbraba ayer en la embajada estadounidense en Bagdad. FOTO AFP
Por sergio Andrés Correa | Publicado el 03 de enero de 2020

En la madrugada de hoy, las llamas consumían varios tramos del aeropuerto internacional de Bagdad, Irak, luego de que tres proyectiles tipo Katiusha impactaran en sus instalaciones, según confirmó a medios la Policía de la ciudad. El hecho, cuyas circunstancias están por esclarecer, podría subir intempestivamente la temperatura de un lío militar y diplomático que tiene como protagonistas a Irak y sus dos principales aliados pero enemigos entre sí: Irán y Estados Unidos.

Las especulaciones y la confusión sobre el ataque, cuya autoría nadie se había adjudicado al cierre de esta edición, reinaban en redes sociales: algunos medios reportaban helicópteros estadounidenses sobrevolando los lugares impactados, mientras varios testigos oculares señalaban, por el contrario, que el objetivo de las explosiones era un centro antiterrorista estadounidense ubicado en las inmediaciones de la terminal aérea.

Paralelamente, en la misma zona de la capital iraquí se confirmaba la muerte violenta de Mohammed al-Jaberi, jefe de protocolo de la milicia oficialista Multitud Popular (que el martes se tomó la embajada de Estados Unidos en esa ciudad), sin que pudiera confirmarse un nexo entre ese hecho y las explosiones.

Toma violenta

Este nuevo ataque ocurre apenas horas después de que vehículos blindados de unidades antiterroristas iraquíes se desplegaran en la tarde de ayer alrededor de la embajada de Estados Unidos en Bagdad. La violencia con la que la sede diplomática fue atacada al inicio de esta semana por milicias pro iraníes ya había cesado, sin embargo, la magnitud de la destrucción de la infraestructura refleja lo resquebrajadas que están las relaciones entre los tres países.

El Gobierno iraquí, liderado por el presidente Barham Salih, parece haber quedado en medio de las tensiones entre Irán y Estados Unidos, que iniciaron con la salida del país norteramericano del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, ocurrida en 2018.

Entretanto, Donald Trump inicia este año, en el que espera consolidar su reelección presidencial, con un pleito regional en Medio Oriente que, de ser fiel a su estilo, no dudará en capitalizar.

Triángulo delicado

Desde el 1 de octubre, Irak vive un estallido de manifestaciones populares en contra del Gobierno de Salih, representante de una facción política que lleva 16 años en el poder tras la caída de Saddam Hussein, fruto de la ocupación estadounidense, que implantó un sistema que a hoy no termina de satisfacer a los iraquíes.

La violencia de las protestas ha sido cruda y deja como saldo unos 460 muertos y 25.000 heridos. Un balance letal que se convirtió en telón de fondo de una escalada en la escaramuza que el Gobierno Trump sostiene con Teherán.

El pasado 27 de diciembre, al menos 30 cohetes cayeron sobre la base militar K1 de Estados Unidos en Kirkuk, norte de Irak. El ataque, en el que murió un contratista estadounidense, fue atribuido por la Casa Blanca a la milicia Kata’ib Hizbulá (KH), integrada mayoritariamente por chiíes que han manifestado públicamente su apoyo a la postura iraní sobre la continuidad del programa nuclear.

En respuesta, tropas norteamericanas atacaron posiciones de la KH en Irak y Siria. Cifras otorgadas a medios por voceros de la milicia dan cuenta de al menos 25 personas muertas.

El cruce violento generó una reacción inmediata de Multitud Popular, un movimiento integrado al Estado iraquí, que agrupa las milicias progobierno y del que la KH hace parte. Cientos de milicianos asaltaron la Embajada de Estados Unidos en Bagdad el pasado martes 31 de diciembre, reduciéndola prácticamente a escombros. Posteriormente, instalaron allí un campamento que fue retirado en la mañana de ayer.

Y mientras Trump responsabilizó al Gobierno de Irán y dijo que “pagará un alto precio” por las agresiones, el líder supremo de ese país, Alí Jamenei, desmintió las acusaciones.

¿Rédito electoral?

Esta serie de ataques y contraataques podría ser el inicio de una nueva escalada violenta en Medio Oriente, que coincide con el inicio de un año electoral para EE.UU. De acuerdo con el profesor asociado de la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes, Sebastián Bitar, “aunque en la mañana todo parecía estar controlado, los hechos nos demuestran que nunca se sabe cuándo van a estallar las tensiones”.

De acuerdo con el experto, la única opción que tiene Trump en este momento es mantener un discurso duro frente a Irán, puesto que “aunque no ha servido de nada en estos tres años, la gente que vota por él ya está convencida de que esa es la postura que el país debe tener” y que “aunque lo único que ha logrado Trump es volver a Irán mucho más capaz de tener influencia en la región y de volver a empezar un programa nuclear que Barack Obama había logrado detener, un cambio de voz ahora solo lograría perjudicarlo ante sus electores” .

Contexto de la Noticia

CLAVES Elementos de una relación fracturada

1
En mayo de 2018, Donald Trump anunció el retiro de EE.UU. del pacto nuclear con Irán.
2
Irán amenazó con continuar con su programa nuclear en enero de 2020 si EE.UU. seguía imponiendo sanciones.
3
Desde 2005 Irán ha violado el límite de enriquecimiento de Uranio establecido en el pacto.
4
Israel ha insistido en que Irán sostiene un programa nuclear secreto, que no ha podido ser comprobado.
Sergio Andrés Correa

Tengo la maleta siempre hecha y mi brújula, que por lo general apunta al sur, me trajo al periodismo para aclarar mi voz. Busco la pluralidad y no le temo a la diferencia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección