<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las #HistoriasDeNovenas

  • Las #HistoriasDeNovenas
  • Las #HistoriasDeNovenas
  • Las #HistoriasDeNovenas
  • Las #HistoriasDeNovenas
  • Las #HistoriasDeNovenas
  • Las #HistoriasDeNovenas
Por verónica toro restrepo | Publicado el 16 de diciembre de 2016

Hoy comienzan los nueve días de novenas en Colombia, una tradición que nos llena de historias y recuerdos. En la mayoría de familias colombianas está el primo que siempre se equivocaba leyendo la novena, la abuela con la receta secreta de la natilla y los buñuelos, y los pesebres con la ovejita que nunca se lograba quedar de pie.

Esto es lo que nuestra audiencia nos contó, a través de redes sociales, sobre lo que más recuerda de esas fechas, cuál era la parte más complicada de leer en la novena y qué elemento definitivamente no podía faltar.

Contexto de la Noticia

TESTIMONIOS

Claudia Sánchez
Me acuerdo que nos íbamos a meter a la quebrada donde el tendero botaba las tapas de gaseosa, para hacer los cascabeles para la novena.

Yessi Díaz
Cuando estaba niña, nos íbamos para la casa de un señor a coger pasto en forma de cuadritos para usarlo como el terreno del pesebre. Cuando nos descubrió, nos metió una correteada tal que más nunca lo volvimos a hacer.

Silvia Elena Vega Cardona
Cuando vivía en Medellín hacíamos novena en el barrio y buscábamos quién hiciera donaciones. Don Pedro, el señor más tacaño, nos dio una sola bolsa de los dulces más baratos y eso que tenía cómo dar más, pero...

Paula Andrea Betancur
Estábamos en la novena en una final de la Liga Águila, entonces Nacional metió un gol y hasta ahí llegó la novena. ¡No se pudo terminar porque salimos a celebrar!

Martha Naranjo
En mi casa, mis papás empezaban a armar el pesebre desde el 14, para ese entonces con caballos, jirafas y hasta patos de colores. La casa olía a musgo, y un cassette que no paraba de sonar por lado y lado con villancicos. Los nuestros siempre fueron y son pesebres grandes, el de este año lo empezaremos a armar mañana y que sigan sonando los villancicos. Esa fue una bonita herencia

Isa Osorio Arias
Hace ya 20 años en el barrio Buenos Aires, todos los primos íbamos primero de tienda en tienda pidiendo tapas de gaseosa, luego las aplastábamos con la piedra y les hacíamos el huequito con un clavo para hacer el sonajero. Así íbamos a las novenas de los pesebres grandes y guardábamos los tiquetes que daban diario para reclamar un traído el 24.¡Que días tan felices!

LEER LA NOVENA NO ES NADA FÁCIL

Andrés Pérez
Reirse en el “Ya la oreja arisca, ya el cordero manco”. Clásico.

Juan Martínez
No falta el que dice “Oh raíz sagrada de José que en lo alto”. Y es Jesé.

Aleja Cadavid
Cuando la novena le llega al primito menor que apenas está aprendiendo a leer, y no te atreves a corregirlo en la palabra que lleva 5 minutos tratando de leer.

Andres Gore
Ser bien inmaduros y reírnos por el padre putativo....

Verónica Toro Restrepo

A mí lo que me gusta es escribir. Tengo una leve obsesión con las bibliotecas grandes y los libros que no me quieran dejar ir.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección