<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Tres sitios para tomarse más que un tinto en Medellín

Cada vez es más común encontrar en Medellín tiendas especializadas en café, ¿cuál es su favorita?

  • Velvet
    Velvet
  • Urbania
    Urbania
  • La Taza
    La Taza
05 de febrero de 2016
bookmark

Una necesidad, un gusto o un vicio. Tomar café puede tener tantos significados como sabores. ¿Cuántas veces una taza de esta bebida le ha salvado el día después de una noche de poco sueño? ¿Y cuántas más ha sido un pretexto para conocer a alguien?

Más allá de la cultura productora de este grano, en el país también nos encanta tomarlo: cada colombiano se toma unas 3,4 tazas por día, según un estudio de del programa Toma Café hecho en 2015. Y cada vez es más común ver locales dedicados a ofrecer este producto en diversas presentaciones.

Es el caso de Medellín. No solo en El Poblado hay gran variedad de este tipo de lugares, cadenas como Juan Valdez y Oma están en varios centros comerciales. El Laboratorio del Café en el Museo de Antioquia, el Café Zeppelin en Laureles, el Astor y Kirsten Café en el centro, el Café de Los Andes en Plaza Mayor, Cafeziñho en el Camino Real, solo por mencionar algunos, abren sus puertas todos los días a los “cafeinómanos paisas”.

La Twittercrónica visitó esta semana tres cafés reconocidos de la ciudad.

Café Velvet

Carrera 37 # 8a - 46 , El Poblado.

Desde las ocho de la mañana este sitio seduce a los transeúntes con el dulce olor de su café. Son tan especiales los granos que usan en Velvet que el azúcar sobra, incluso los adornos.

Suelen tener de diferentes tipos, todos nacionales pero de diversas regiones. Ese día, por ejemplo, había de Ituango, Támesis y Huila. “Nuestro café es de calidad superior, muy diferente al que se consigue en el comercio normalmente”, asevera Óscar Zuluaga, el gerente, mientras que Andrés Pérez, empleado especializado en la calidad, explica que “un café especial se diferencia por sus cualidades sensoriales, se cosecha de una manera especial, cuando la cereza está madura y tiene otros cuidados particulares”.

Pero la calidad del café no es el único secreto de su sabor. Aquí “los tintos” se preparan de muchas formas, les llaman slow coffee o cafés lentos porque los filtran con diferentes herramientas, métodos y de manera manual.

Está por ejemplo la prensa francesa, que ya es usual verla en las oficinas y casas. Otro que se llama V60, un recipiente con forma de cono al que se le pone un filtro de papel. Chemex, que parece un jarrón y es alemán, y Aero Press, que se pone sobre la taza y funciona a presión. El mismo café hecho con cada uno de estos termina sabiendo distinto. Cada uno tiene su ciencia, se cuida el tiempo, la temperatura, la turbulencia, las cantidades...

En el café Velvet también venden panadería y repostería francesa, el café molido para llevar, jugos, tés y chocolates belgas. Fueron pioneros en este tipo de bebidas en la ciudad. Puede llevar a su mascota, trabajar pues es un lugar tranquilo y con una muy buena conexión a internet, leer sus libros o los que hay en la biblioteca o pasar un momento con sus amigos, pues como lo dice el gerente Óscar “el café es una excusa para que las personas se reúnan”.

Café Urbania

Calle 8 # 43b - 132, El Poblado.

Con menos de un año de existencia, este lugar se ha robado el corazón de los amantes del café en Medellín.
Al entrar, a eso de las 9:30 de la mañana, además de los clientes y de los empleados detrás de la barra, dos jóvenes están colgando fotografías en una de las paredes más largas del local. Luego, uno de los dueños, Julián Gamboa, explica que en Urbania los artistas de la ciudad tienen las puertas abiertas para exponer sus obras.

En este lugar también se venden cafés especiales, esa mañana había cinco variedades: cuatro de Antioquia y uno de Líbano, Tolima. También tienen diferentes maneras de prepararlo, uno de sus filtros más curiosos se llama Sypon, un recipiente que parece sacado de un laboratorio.

El capuchino es uno de sus productos más populares y los baristas Felipe Castañeda y Juan David Bedoya son expertos en el arte latte, esas figuras que se hacen en la espuma de algunos cafés calientes. Un ave y un tulipán son algunas de las más populares.

Este café admite mascotas, le da el 10 % de descuento a quienes lleguen en bicicleta y cree en el comercio justo, es decir que le pagan a los cultivadores de café un valor más elevado que el que dicta la ley - en Velvet también lo hacen-. “Los que no sepan de café o los que no son amantes pueden venir a probar y a conversar, nos encanta contar sobre este arte y mostrar este fascinante mundo”, dice Ricardo Restrepo, uno de los dueños.

Café La Taza

Circular 75 # 39 - 33, Laureles.

Aunque en semana abren desde el mediodía, esta vez se anticiparon una hora para recibir la Twittercrónica. Este es el café más nuevo de los tres, pero ya es reconocido por sus peculiares preparaciones.

Está inspirado en el mediterráneo y su producto estrella es el café turco, que durante su preparación es hervido tres veces en un cezve, una especie de olla pequeña con una manija larga, que es tradicional en Turquía. En ese mismo cezve es llevado a la mesa de los clientes. Este café está molido tan finamente que no requiere ser filtrado y su sabor tiene un toque terroso.

En La Taza además de vender capuchinos, lattes, expresos y las demás bebidas tradicionales, también ofrecen el café de la casa que tiene crema de café, vodka y cardamomo. Igualmente tienen el café Costa, que es a base de coco y la limonada de café, una bebida refrescante y que, según el barista del lugar, Santiago Betancur “tiene propiedades curativas, a las mujeres les ayuda con los malestares y los cólicos”.

Otro producto, escaso en la ciudad, es su “Cold Brew”, un café que reposa durante 12 horas en agua a temperatura ambiente y que luego se sirve frío. Así, dicen los expertos, el café mantiene todas sus propiedades. Urbania también lo ofrece.

Igualmente, venden panadería y repostería exótica: pyta bread, baklawa y mamol son algunas delicias mediterráneas que ofrecen. Y tienen un programa de fidelización: por cada siete cafés, el cliente se puede tomar uno gratis.

Estos son solo tres ejemplos de todas las opciones que hay en Medellín para disfrutar el café de una manera diferente a la tradicional.

How Café Velvet does slow coffee ??☕️

Un vídeo publicado por Café Velvet (@cafevelvetmedellin) el

Nuestros clientes disfrutando de esta linda tarde!! @latazatiendadecafe #latazatiendadecafe te esperamos con tu mejor compañía

Un vídeo publicado por LA TAZA (@latazatiendadecafe) el

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*