<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El supuesto falso testigo de la Fiscalía para combatir el crimen del Aburrá

Es el caso de Henry Cifuentes, quien asegura que le prometían beneficios y plata para que en juicios orales identificara a capos de la mafia que él nunca conoció.

  • Además de asegurar que muchos testimonios fueron un montaje, Cifuentes dice que lo engañaron con los pagos. FOTO Cortesía
    Además de asegurar que muchos testimonios fueron un montaje,
    Cifuentes dice que lo engañaron con los pagos. FOTO Cortesía
  • Extracto de los documentos del caso.
    Extracto de los documentos del caso.
  • El caso de Henry Jovany está en la CIDH. FOTOS cortesía
    El caso de Henry Jovany está en la CIDH. FOTOS cortesía
Publicado el 23 de enero de 2022

Esta es la historia de un testigo clave que tuvo la Fiscalía Seccional Medellín durante casi seis años, su testimonio llevó a la cárcel a más de quince hombres del crimen organizado del Valle de Aburrá —Luis Rodrigo Rodríguez Rodríguez, alias El Montañero, uno de ellos— y hasta fue informante en el caso que llevó a la cárcel al exsecretario de Seguridad Gustavo Villegas. Ese testigo estrella que reconocía a grandes capos en fotografías y los careaba sin atisbo de miedo en los juicios orales se llama Henry Jovany Cifuentes Ortiz y ahora dice que lo compraron, que fue un testigo falso y que a muchos de esos delincuentes ni siquiera los conocía.

Henry Jovany tenía 16 años cuando fue capturado en Támesis, Antioquia, por porte ilegal de armas. Tenía encima un changón con el que intimidaba para extorsionar y era uno de tantos jíbaros en la plaza de vicio que la llamada Oficina tenía en ese pueblo del suroeste.

“En ese momento yo estaba activo trabajando con Los Chatas. A esa captura, por cosas de la vida, llegó el Gaula y me dijeron que ellos sabían quién era yo y para quién trabajaba, me dijeron que ellos me quitaban ese porte ilegal y me trasladaban a Medellín, a un hotel, pero que le tenía que colaborar a la Fiscalía”, dice Henry Jovany, quien para esa época ignoraba que por ser un menor de edad la ley lo protegía. “Me asustaron, porque yo era un peladito”.

En pocos meses Henry sufrió varios incumplimientos, pasaba hambre, así que decidió volver a Támesis y lo capturaron con 13 libras de marihuana. Los del Gaula —dice— volvieron a aparecer, regresó a Medellín, pero “seguí trabajando por la mía”. Se convirtió en un extorsionador de comerciantes del centro, los intimidaba diciendo que era integrante de la oficina, cosa que ya no era cierta. Lo capturaron y terminó en la cárcel: “Volvieron y me ofrecieron de todo, solo pagué un año porque ya en la Fiscalía me ofrecieron ser parte del programa de protección de testigos”.

Cayó a la cárcel El Pedregal, donde asegura que le pusieron la misión de seguir a grandes capos, tenía que pasar informes sobre los celulares en los que hablaban, con quien se reunían y cómo se mantenían delinquiendo desde la prisión. “Yo me hablaba con el fiscal Daniel Tapias (hoy fiscal seccional de Norte de Santander y quien en ese entonces trabajaba directamente con Claudia Carrasquilla, hoy candidata al Senado), ellos me llevaban a la oficina en el Palacio de Justicia y me entregaban sobres con fotos y pruebas, yo me lo aprendía todo para llegar a los juicios con todo un libreto”.

EL COLOMBIANO habló con el fiscal Daniel Tapias, quien en calidad de acusado por esta denuncia pública y no bajo su investidura, dijo que “todo es completamente falso”, señalando que el testimonio es hilarante. Lo cierto es que es muy extraño que un muchacho tan joven se convirtiera en un testigo estrella en contra de capos del municipio de Bello, cuando este era apenas un jíbaro del suroeste antioqueño.

Ahora Henry Jovany le está pidiendo al fiscal general, Francisco Barbosa, que le permita un principio de oportunidad para contar toda la verdad sobre como lo montaron en un supuesto podio de testigo estrella, pues el mismo ha asegurado ser el testigo más grande de Antioquia y por quien ahora mismo se están embargando decenas de propiedades.

Además de esto, asegura Henry Jovany que los policías que se encargaban de transportarlo y protegerlo lo engañaron y le quitaron el dinero que recibía por ser parte del programa de testigos. El caso fue informado al coronel Ferney Martín, subdirector de Investigación Criminal de la Dijín, sin embargo terminó bloqueado.

“Yo abrí cinco cuentas bancarias, pero ellos eran los que tenían las tarjetas. Yo firmé varios recibos de supuestos pagos por un millón de pesos, pero en realidad a mi me daban cien mil pesos. Yo por varios meses estuve en Cali y recibía notificaciones de que con mi tarjeta pagaban cuentas en bares y discotecas de la 33, aquí en Medellín. Mire que hasta pagaron un crucero por el Caribe”, dice el supuesto testigo falso y quien tiene como evidencia los recibos de pago que firmó por su cooperación con la justicia.

Desde hace varios años, abogados de procesados en el Valle de Aburrá (algunos de ellos hoy condenados por ser miembros o capos de organizaciones delictivas de grueso calibre) han advertido la supuesta aparición de falsos testigos en procesos. En el caso de Henry Jovany alertan testimonios cruzados, evidencia de que no podía conocer a personajes como El Montañero, o alias Barriga.

Ahora es el mismo testigo el que asegura que lo compraron, que le entregaron un libreto para que montara un testimonio creíble. La denuncia es muy grave, pues este hombre fue testigo durante la alcaldía de Federico Gutiérrez, cuando se capturaron a más de 160 hombres fuertes de los combos delincuenciales y grandes estructuras de Medellín. En este caso parece cumplirse aquella fábula del pastorcito mentiroso, pues no se sabe ahora muy bien dónde está la mentira. EL COLOMBIANO supo que el caso recorre pasillos en la Fiscalía, en Bogotá, tratan de saber qué de toda la novela es verdad.

Daniel Rivera Marín

Editor General Multimedia de EL COLOMBIANO.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección