<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ni con salvavidas: venta de UNE se volvió a hundir en el Concejo

La iniciativa naufragó por cuarta vez consecutiva, en un debate con graves acusaciones.

  • La decisión deja en la incertidumbre la venta de las acciones de EPM en UNE, que estaba en una carrera contra el reloj para poder concretarse. FOTO: JAIME PÉREZ
    La decisión deja en la incertidumbre la venta de las acciones de EPM en UNE, que estaba en una carrera contra el reloj para poder concretarse. FOTO: JAIME PÉREZ
Publicado el 30 de septiembre de 2022

En medio de una acalorada sesión, marcada por denuncias y acusaciones que subieron de tono, el Concejo de Medellín terminó de sepultar el proyecto de acuerdo con el que EPM buscaba vender sus acciones en UNE.

Aunque en agosto pasado el expresidente y líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, arrojó un salvavidas para la enajenación, instando a su bancada a apoyarla en caso de que los recursos de la misma fueran invertidos en un activo estratégico para EPM, una cadena de desencuentros terminó dando al traste con la negociación.

Al final, con un empate de tres votos a favor y tres en contra, el proyecto no logró superar su cuarto intento.

Las razones del no

En un debate que duró más de siete horas, en los que ese grupo político no había dado mayores señales de su decisión, el desenlace final se produjo cuando el concejal Sebastián López, con asiento en la Comisión Primera, denunció presuntas irregularidades en la destinación de los recursos pedidos por EPM.

“Estaban preparando una trampa”, aseveró el concejal, sosteniendo que, de acuerdo a información que habría recibido por fuentes internas en EPM, una porción de entre los $2,3 y $2,8 billones que la empresa esperaba recoger con la venta terminarían siendo girados a la administración de Medellín.

“La Junta Directiva de EPM, que ha estado completamente arrodillada a este alcalde (...) estaba preparando un entrampamiento para hacer un aporte extraordinario de 1 billón de pesos al plan de desarrollo de Medellín, para que Daniel Quintero hiciera todo lo que quisiera con esa plata durante el próximo año”, dijo López Valencia.

“En pocas palabras, con eso iban a financiar la campaña a la Alcaldía de Medellín. Personalmente no me voy prestar para este engaño a la ciudad. No nos vamos a prestar para este engaño a Medellín y por eso el Centro Democrático anuncia el voto negativo para este proyecto de acuerdo”, agregó el corporado.

Tal como venía anticipándose desde agosto pasado, el voto de López era clave para la suerte del proyecto de acuerdo. Cabe recordar que al iniciar su debate en la Comisión Primera, en donde ya se había hundido en junio y agosto, los cálculos arrojaban que se necesitaban al menos cuatro votos positivos para una aprobación.

Hasta la noche del pasado miércoles, las cuentas preliminares daban cuenta de que tres concejales de la coalición de gobierno (Babinton Flórez, Carlos Mario Romero y Aura Marleny Arcila) darían su voto positivo. Los concejales Daniel Duque, de la Alianza Verde, y Simón Pérez, del Movimiento Todos Juntos, ya habían anticipado su desacuerdo con la enajenación desde antes del inicio de las sesiones extraordinarias, opinando que la misma sería un golpe al patrimonio público de la ciudad.

Los dos votos restantes correspondían a los de los concejales uribistas López y Carlos Andrés Ríos; este último, declarado impedido por tener un hermano trabajando en Tigo-Une y que se retiró de la sesión pocos minutos luego de comenzar.

Pese a que luego de que López anunció su decisión la votación formal aún no se había realizado, desde entonces el proyecto se dio por hundido.

“Las declaraciones del concejal son absolutamente falsas”, replicó en su defensa el gerente de EPM, Jorge Andrés Carrillo, que a su vez retó al concejal a someterse al polígrafo para sostener su afirmación y anticipó que esa empresa instauraría una demanda por injuria y calumnia en su contra.

Minutos atrás, Carrillo había realizado una presentación en la que argumentó que los recursos serían invertidos en fortalecer la presencia de la entidad en el mercado de la energía eólica y la producción de hidrógeno.

No obstante, dicho proyecto fue descartado también por los integrantes de la bancada del Centro Democrático, que sostuvieron que tan solo se había conocido la noche anterior al debate y que no confiaban que la administración municipal lo concretara.

“Nosotros no nos vamos a quedar quietos ante semejante calumnia”, dijo en una línea similar el secretario de Hacienda Óscar Hurtado Pérez.

Ante la inminencia de la derrota que se presagiaba tras conocer la posición del CD, el secretario fue pillado por las cámaras cuando interpeló a la concejala Aura Marleny Arcila y al presidente del Concejo, Lucas Cañas, para que levantaran la sesión. Desde su micrófono, que estaba abierto, se le escuchó decir: “Estoy dando argumentos para que levanten esta mierda (ver trino)”.

Pero además, el debate también fue aprovechado como escenario de confrontación política por ciudadanos opositores a Quintero y por algunos más que se están perfilando de cara a la batalla por el poder local el próximo año, como el exconcejal Simón Molina, el diputado de Antioquia Luis Peláez y el exsecretario de Seguridad de Medellín Andrés Tobón Villada.

Este último protagonizó una intervención en la que, portando una llave grande de color rojo, instó al Concejo a no dar el visto bueno a la enajenación de las acciones y planteó que esa corporación no debía entregarle esos recursos a la administración Quintero.

Tras la sesión de este jueves, el panorama para una posible salida de EPM de su participación en UNE queda bajo la incertidumbre, ya que según lo planteado por la propia empresa de servicios públicos los tiempos no alcanzarían para activar la cláusula de protección al patrimonio público con la que se buscaba sacar adelante la venta.

Aunque legalmente la Alcaldía aún podría pedir que el proyecto vuelva a discutirse, hasta el cierre de esta edición dicha solicitud no había sido radicada ante el Concejo. No obstante, al interior de esa corporación, varios concejales consideraron que las cuentas para recoger un bloque de apoyos que permitieran resucitar la enajenación estaban muy cuesta arriba para la administración distrital.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Así se desbarató el acuerdo

Cuando iniciaron las sesiones extra del Concejo, la administración distrital, su coalición de gobierno y el uribismo anunciaron que se estaba formando un acuerdo para aprobar la venta, basado en que se creara un mecanismo para que sus recursos fueran invertidos en un activo estratégico de EPM. Pese al ánimo conciliador, la inclusión de un artículo a última hora que autorizaba a EPM a usar el dinero para pagar su deuda rompió las relaciones entre ambos bandos. Así mismo, un boletín en el que la Alcaldía dijo que los recursos se usarían para el mantenimiento de quebradas aumentó la desconfianza.

Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección