<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La violencia se ha tomado al Catatumbo, dice Human Rights Watch

  • Hacarí, ubicado en la región del Norte de Santander, en el Catatumbo Foto: Julio César Herrera Echeverri
    Hacarí, ubicado en la región del Norte de Santander, en el Catatumbo Foto: Julio César Herrera Echeverri
RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ Y SANTIAGO CÁRDENAS | Publicado el 08 de agosto de 2019

La organización Human Rights Watch presentó un informe sobre la violencia que sufren los civiles colombianos y venezolanos en las zonas fronterizas, en especial en la región del Catatumbo.

De acuerdo con el reporte, de 69 páginas, se han podido registrar asesinatos, desapariciones, crímenes sexual, reclutamiento de menores de edad de parte del Eln, el Epl y las disidencias de las Farc, tres grupos que se disputan el control territorial y los cultivos en de coca en la zona.

Vivanco, además, señaló que “los venezolanos en el Catatumbo están atrapados en una encrucijada entre la guerra en Colombia y la desesperación por salir de la emergencia humanitaria en su país”. En una serie de tres informes, publicado por EL COLOMBIANO, luego de realizar un recorrido con la Defensoría del Pueblo, se pudo evidenciar lo que hoy denuncia la organización HRW.

Lea más aquí: En Convención la guerra se alimenta de miedo y extorsión

En entrevistas con 80 personas de la región, HRW logró establecer que estos indicadores de violencia han aumentado, principalmente, desde la desmovilización de los miembros de las Farc tras alcanzar el Acuerdo de Paz con el Estado de Colombia y critica que “las autoridades colombianas no han tomado medidas adecuadas para cumplir con sus obligaciones internacionales de proteger a la población civil y asegurar que las víctimas reciban justicia”.

Asimismo, HRW agregó que analizó 13 incidentes con 17 víctimas, ocurridos entre marzo de 2018 y marzo de 2019, en los que pudo establecer que miembros de estos grupos secuestraron a civiles. “Por ejemplo, para interrogarlos sobre su presunta cooperación con otros, obligarlos a obedecer las exigencias del grupo (por caso, abstenerse de seguir investigando el asesinato de un familiar) o exigir un rescate. Algunas víctimas fueron retenidas por horas; otras durante varios días”, se lee en el informe.

Por eso, en el informe también dejó algunas tareas que debe abordar la institucionalidad colombiana, principalmente para proteger los derechos de las víctimas y las comunidades que sufren el choque armado entre los tres grupos armados ilegales que delinquen en la zona.

Le puede interesar: Hacarí, el epicentro de un conflicto que es ajeno

Al Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Iván Duque, le recomienda proteger de manera efectiva los líderes sociales, asegurar que la fuerza pública diseñe e implemente estrategias eficaces en el Catatumbo para proteger a los residentes frente al actuar de los grupos ilegales, “adherir a la Declaración sobre Escuelas Seguras, un compromiso político internacional para fortalecer la prevención y la respuesta a los ataques contra estudiantes, docentes y escuelas durante los conflictos armados”, entre otros.

La organización también brinda sugerencias a otras entidades, como las alcaldías y gobernaciones. Por ejemplo, señaló que en la región deben brindar albergue adecuado a personas desplazadas y víctimas de violencia sexual y cerciorarse de que los centros de acogida protejan a las víctimas y brinden condiciones de vida dignas, y que las víctimas de violencia sexual puedan buscar albergue con familiares y no estén aisladas de sus redes de apoyo.

A la Fiscalía General también le hace recomendaciones, como como aumentar la presencia y capacidad de los investigadores y fiscales que trabajan en casos de desplazamiento forzado, desaparición forzada, violencia sexual, reclutamiento de menores, amenazas a defensores de derechos humanos y otros abusos graves con el conflicto.

Lea más aquí: El Carmen sufre la guerra en Catatumbo

En relación con los casos de violencia sexual, HRW la dice a la Fiscalía que se deben “remover las barreras a las denuncias de hechos de violencia y abuso sexual, incluso garantizando el acceso a investigadores y fiscales especialmente capacitados en estos temas, y a espacios privados y confidenciales para presentar denuncias”.

“Las medidas del gobierno para aumentar la presencia de la fuerza pública en el Catatumbo deben estar acompañadas de acciones más integrales para proteger y defender los derechos de los campesinos y venezolanos que viven allí”, expresó Vivanco, destacando que “estas medidas deberían incluir aumentar las capacidades para adelantar investigaciones penales y redoblar la asistencia humanitaria para las víctimas”.

Contexto de la Noticia

Santiago Cárdenas Herrera

Periodista de temas de actualidad en el área digital, comunicador social y periodista con estudios de maestría en Ciencias Sociales.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección