<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ella es Kamala, la primera vicepresidenta de EE.UU.

  • Kamala Harris será la primera vicepresidenta de Estados Unidos. FOTO: AFP
    Kamala Harris será la primera vicepresidenta de Estados Unidos. FOTO: AFP
  • Kamala Harris en compañía de su esposo Douglas Emhoff. FOTO: AFP
    Kamala Harris en compañía de su esposo Douglas Emhoff. FOTO: AFP
  • Kamala Harris cuando era fiscal del estado de California. FOTO: GETTY
    Kamala Harris cuando era fiscal del estado de California. FOTO: GETTY
"
JULIANA GIL GUTIÉRREZ | Publicado el 05 de noviembre de 2020

Sentada en su escaño del Comité Judicial del Senado, vistiendo ese collar de perlas blancas que la caracteriza, Kamala Harris le preguntó al fiscal general de Estados Unidos, William Barr, si el presidente o cualquier persona de la Casa Blanca le habían pedido, o insinuado, investigar a alguien. “Diga sí o no”, le ordenó.

Harris, una experimentada abogada que ajustaba dos años en el Senado, interrogaba al fiscal sobre sus vínculos con Donald Trump, en el marco de la investigación sobre la posible colusión del empresario-presidente con Rusia para las elecciones de 2016. Barr, uno de los hombres más poderosos de ese país, titubeó.

– “Umm... El presidente o cualquier otra persona”, dijo.

– “¿Parece que usted recuerda algo?”, le increpó Harris.

Esa fue una de las tantas indagaciones de la ahora vicepresidenta electa de Estados Unidos, la primera mujer que ocupará ese cargo en la historia del país. También llevó al paredón al juez Brett Kavanaugh y al exfiscal general Jeff Sessions, cuando el Congreso siguió la pista al trabajo de Robert Mueller –jurista afiliado al Partido Republicano– como fiscal especial para la presunta trama rusa en la que estaría implicado Trump.

Lea también: Joe Biden, nuevo presidente electo de Estados Unidos

La demócrata de 56 años es una mujer de primeras veces. Fue la primera persona de ascendencia afro en ocupar el cargo de fiscal de San Francisco, en 2004. En 2011, la primera en convertirse en Fiscal General de California. En esa oficina, el máximo organismo judicial de uno de los estados más poblados, su retrato reposa junto al de cuatro decenas de hombres blancos que fueron sus antecesores.

Para las elecciones a Congreso de 2016 compitió por la nominación al Senado de ese Estado y consiguió llegar al Legislativo, siendo una de las pocas mujeres de ascendencia migrante y afro con un escaño en el Capitolio. Ese año, cuando el saliente presidente Donald Trump derrotaba en las presienciales, también llegaba al poder la mujer que sería su adversaria cuatro años después, quien junto a Joe Biden logró arrebatarle la Casa Blanca.

Kamala significa flor de loto. El origen de ese nombre, como su descendencia, está en India. La bautizó su madre, Shymala Gopalan, quien migró para cumplir su sueño de curar el cáncer. Conoció a Donald Harris, un estudiante de Economía. Se casaron y tuvieron dos hijas: Kamala y Maya, pero Shymala educó sola a sus pequeñas desde que la vicepresidenta electa tenía cinco años.

Le puede interesar: Biden, el demócrata que logró imponerse entre la polarización

“Estoy aquí esta noche como el testimonio de generaciones antes de mí. Hombres y mujeres que creyeron en la equidad y justicia para todos”, dijo Harris al aceptar su nominación.

Kamala Harris en compañía de su esposo Douglas Emhoff. FOTO: AFP
Kamala Harris en compañía de su esposo Douglas Emhoff. FOTO: AFP

Su trayectoria comenzó en una oficina en San Francisco, cuando tenía 38 años, con un equipo de mujeres que la acompañaron en su carrera como jueza. Después, ya como máxima autoridad judicial de California, fue criticada cuando tuvo que decidir si aplicaba o no la pena de muerte a un hombre que mató a un policía, el oficial Isaac Espinoza. No aceptó. Desde su campaña para ese cargo había dejado claro que no estaba de acuerdo con un castigo letal.

En un Estado acostumbrado a la mano dura con el crimen, la tendió a quienes cometieron delitos con su Back on Track, programa para reintegrar presos. Después mostró otra faceta y en 2014 defendió ante la Corte Suprema la legislación de California sobre la pena de muerte.

Llevó sus habilidades para interrogar al Congreso y sus litigios la catapultaron. Quiso aprovechar que su nombre estaba en los medios y en enero de 2019 anunció su precandidatura a la nominación del Partido Demócrata. Joe Biden y el senador Bernie Sanders punteaban, entonces declinó para subirse al tren de Biden y en agosto se convirtió en su copilota como su compañera de fórmula.

Moderó entonces su discurso progresista. En el Legislativo criticó el fracking de Pensilvania, pero en el debate ante Mike Pence lo defendió. Como fiscal apeló a segundas oportunidades para delincuentes, pero en campaña aplaudió la Ley de Control del Crimen Violento, que aplicó mano dura contra el crimen.

Le puede interesar: Imágenes | Lo que debe saber del demócrata Joe Biden

“Su llegada a la Casa Blanca es un hito histórico en un momento en el que la sociedad necesita ver personas como ella. Si Biden no se lanza a la reelección o es incapaz de terminar el periodo, sería la primera mujer, además afro e indiaamericana, presidenta de Estados Unidos”, dice David Castrillón, analista internacional de la Universidad Externado.

Desde la India, con raíces caribeñas y herencia afro, llega al poder una mujer que promete gobernar con los valores que su madre Shamala le enseñó y que no ha tenido miedo de increpar a los poderosos: Kamala Harris, la primera vicepresidenta de Estados Unidos.

Kamala Harris cuando era fiscal del estado de California. FOTO: GETTY
Kamala Harris cuando era fiscal del estado de California. FOTO: GETTY

Contexto de la Noticia

El imán para los votantes afro y migrantes

El 13 % de las personas habilitadas para votar son de origen hispano; otro 13 %, afro; y 4 %, asiático. Cuando Kamala Harris se convirtió en candidata a la vicepresidenta se convirtió en un puente para que los demócratas convencieran a ese electorado. Ella representa la diversidad de Estados Unidos.

¿Una jueza progresista?

En 2019 la profesora de Derecho de Loyola Law School, Lara Bazelon, publicó una columna en New York Times en la que dijo que “cuando los progresistas la instaron a adoptar las reformas de la justicia penal como fiscal de distrito y como fiscal general del estado, Harris se opuso a ellas o permaneció en silencio”.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

imagen redes sociales

  • imagen redes sociales
Publicado el 28 de octubre de 2020
Notas de la sección