<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El negocio del sexo se mudó del Centro al Parque Lleras

  • “Paloma Viajera”, en la Plaza de Botero, uno de los sitios de más prostitución en el Centro. FOTOS edwin bustamante
    “Paloma Viajera”, en la Plaza de Botero, uno de los sitios de más prostitución en el Centro. FOTOS edwin bustamante
  • El negocio del sexo se mudó del Centro al Parque Lleras
Por nelson matta colorado | Publicado el 26 de septiembre de 2021

El fenómeno de un negocio degradado se da por la sobreoferta de servicios sexuales y el turismo.

Entre la abundancia de copas y miradas lascivas, detrás de los escotes y juicios moralistas, bajo la degradación del negocio y la oportunidad del turismo, la prostitución callejera ha ido migrando notoriamente desde el Centro de Medellín hacia El Poblado, como una ola indomable que inunda los parques más concurridos.

Y de ser indomable y ofrecerse en los parques sí que sabe Paloma Viajera*, quien desde los 15 años inició en el antiguo oficio de las meretrices; hoy tiene 66. Mientras le da un mordisco a un filete de róbalo en un restaurante vecino de la estación del metro de Berrío, relata cómo atestiguó la evolución del trabajo sexual en la ciudad, desde las coperas que bailaban con los borrachitos en tabernas de Guayaquil, hasta las prepago que dan felaciones a extranjeros en helicópteros alquilados.

“Me fui de la casa en la adolescencia. Vivíamos en el barrio Castilla y yo estaba cansada de que mi papá me pegara por no hacer destino”, recordó. Era 1970, cuando el porro y la música carrilera animaban los bailes de cantina, y ella se fue a azotar baldosa y catres a los pueblos del Occidente antioqueño, Risaralda, Cauca y Valle.

Un “rato” – como se le dice en el argot del proxenetismo al tiempo que dura el encuentro sexual con el cliente – valía 100 pesos, o $500 si era de amanecida. “Eso era un platal, alcanzaba para ‘juniniar’, comer y comprar ropa”, añoró Paloma Viajera, con un brillo en la retina.

A los 20 años y con su padre ya muerto por el cáncer, regresó a la ciudad y consiguió empleo en bares de La Alhambra, Cundinamarca y La Veracruz, en el Centro.

En ese tiempo había cierta inocencia en el oficio, pues las damas de compañía estaban carnetizadas y todos los viernes tenían controles sanitarios; solo si había visto bueno del médico podían trabajar los fines de semana. De tal costumbre ya no queda nada.

Mercado caníbal

En las últimas décadas, la prostitución fue colonizando espacios en el corazón de la metrópolis. En barras y esquinas de Guayaquil, Lovaina, Niquitao, La Veracruz, Barbacoas, San Diego y los parques de Berrío, Bolívar y San Antonio fueron pululando los servicios sexuales.

Como formando guetos, las veteranas quedaron en un sector, los homosexuales y travestis en otro, y las niñas en el suyo, instrumentalizadas por bandas delincuenciales que rediseñaron las fronteras del Centro, en medio de sus disputas por el narcotráfico.

En el siglo XXI el negocio tuvo su primer pico de saturación, según Luz Mery Giraldo, directora de las Guerreras del Centro, una fundación que vela por los derechos de las trabajadoras sexuales. “Por el conflicto armado en el campo, empezaron a llegar desplazadas de Chocó, Valle, el Eje Cafetero y otras partes, que sin más oportunidades se dedicaron a la prostitución”, contó.

Ella misma, proveniente de Pensilvania (Caldas), ejerció el oficio desde el año 2000, compitiendo por la clientela con mujeres exóticas, de cuerpos y acentos heterogéneos.

El segundo pico de ocupación comenzó en 2016, con la migración venezolana. La reacción inicial de las paisas fue proteger su territorio con violencia. “Se unieron con los ‘convivires’ (bandas delincuenciales) para sacar a las extranjeras, pero eso no duró mucho, porque eran demasiadas”, narró Luz Mery.

La diferencia estuvo en el pago de las extorsiones que esos “convivires” cobran a todas las actividades económicas, legales e ilegales. Las prostitutas tradicionales llegaron a acuerdos para no pagar los “impuestos” de vigilancia y “derecho” a usar la plaza, que impone el crimen organizado, y en esto influyó el hecho de que varios miembros de estos grupos son sus propios hijos.

Las forasteras, en cambio, aceptan las cuotas del 10% con resignación y con eso obtienen el privilegio de usufructuar la zona. “Antes había peleas por todo, ahora ellas le dicen a uno: ‘yo no me voy de aquí, porque yo pago la ‘vacuna’”, señaló Paloma.

EL COLOMBIANO recorrió las esquinas más concurridas por estas damas, y dialogó con ellas, comprobando que en efecto hay una sobrepoblación. En la plaza de las esculturas, frente al Museo de Antioquia, por cada obra de Botero hay mínimo tres mujeres exhibiéndose, posando junto al bronce como beldades que esperan ser cinceladas.

Este exceso de oferta terminó por canibalizar el mercado de los placeres eróticos, y es una de las principales razones para que el negocio migrara al parque Lleras con toda su estructura: las mesalinas, los proxenetas y los bandidos que les brindan seguridad.

“Ellas buscan los sitios donde sea más rentable y haya menos competencia. En el Centro hay una saturación, que seguirá aumentando porque Medellín es una ciudad receptora de migrantes y desplazados. El Lleras es un escenario de bastante turismo y para muchos visitantes la prostitución es un atractivo”, señaló Patricia Llano, jefa de la Gerencia de Diversidades Sexuales e Identidades de Género de la Alcaldía, enfatizando que este oficio en Colombia no es ilegal para la población adulta.

Catálogo de depravaciones

“Las extranjeras dañaron la plaza, tiraron los precios por el piso, y los hombres son muy caprichosos, quieren conocerle la nalga a mujeres distintas”, comentó Paloma, caminando por el sendero peatonal que conecta al parque de Berrío con La Veracruz.

En el Centro, un “rato” cuesta en promedio $10.000, más $3.000 que vale el alquiler ocasional de una pieza en un motel. Sin embargo, hay extranjeras que cobran $5.000 o pagan ellas mismas la habitación, lo que hace más favorable la transacción para el cliente.

“De pronto eso es muy poquita plata para una colombiana, pero pa’ nosotras son hartos bolívares pa’ mandar pa’ la casa”, detalló Delcira*, una venezolana de 22 años que trabaja en la Plaza Botero. De las entrevistadas, las forasteras son las más reacias a conversar con la prensa, y ella explica la razón: “Nuestras familias no saben que nos dedicamos a esto. En Barquisimeto creen que estoy vendiendo ropa en un almacén”.

Por duro que parezca, $5.000 no representan el fondo de la degradación del oficio. Luz Mery dijo que junto a los baños públicos de los parques (esas llamativas casetas de plástico azul), hay mujeres que cobran $3.000 por sexo oral. “Las menos bonitas o las ancianas, a veces lo dan solo por la comida; y las drogadictas, que hay muchas, por cualquier $2.000 o un cachito de marihuana”, precisó la lideresa.

En los días de esplendor de Paloma Viajera, un “rato” incluía conversaciones y una intimidad muy convencional. “Los atendía bien, pero sin sexo anal u oral. Hoy todavía me lo proponen y yo les digo ‘oiga a este, no lo hice cuando era joven y bonita, ahora menos’. Es que las muchachas de ahora trabajan con todo incluido: agua, luz y teléfono”, afirmó la veterana.

En el Centro, los “mejores” precios se dan en casas de lenocinio del barrio San Diego y la avenida 33, entre la estación Exposiciones y la glorieta de San Diego. Ahí cobran de $20.000 a $30.000.

En este sector ocurre el fenómeno de “las terneritas”: adolescentes o chicas trans, que son recogidas en taxis o carros particulares para hacer felaciones a conductores y pasajeros, durante un rodeo de 10 a 15 minutos, que no siempre termina bien. “A veces las dejan abandonadas en mangas de la vía Las Palmas, las cascan y no les pagan”, acotó Luz Mery.

Los precios de San Diego resultan ridículos frente a los del Lleras. Nancy*, una caleña de 28 años, precisó que mientras en el Centro se consigue $100.000 haciendo cuatro o cinco “ratos” al día, en este parque de El Poblado se los gana “de una sola sentada”.

El estándar en el Lleras está entre $100.000 y $200.000 “cops”, según ella. Al preguntarle qué es “cops”, responde con una sonrisa: “¡Pues colombian pesos, míster!”.

Nancy no abandona el Centro porque allí tiene una clientela fiel, aunque cada vez dedica más tiempo a la cacería de gringos en el Lleras. A la ventaja del precio, le añade que trabaja menos horas.

Las que aún resisten en La Veracruz, indicaron que allí hay clientes las 24 horas del día, mientras que en El Poblado el “voleo” es más que todo nocturno. “La plaza de allá es para jóvenes, bonitas y muchachas que tienen plata para operarse (cirugías estéticas); en cambio usted aquí las encuentra gorditas, viejitas, feítas, pero con sabrosura”, aseveró Marcela*, bellanita de 38 años, en un bar aledaño al Museo de Antioquia.

Frente a la degradación del oficio, la sobreoferta y la imposibilidad de competir en belleza contra las que migran hacia el Lleras, las veteranas están recurriendo a tareas complementarias, como hacer aseo a domicilio, vender mecato y tinto.

Luego de posar para nuestra cámara, Paloma Viajera confesó que aún no le da miedo desnudarse, “porque mi cuerpo es sano y no tiene cicatrices. Pero ya estoy desgastada, y en La Veracruz el cliente siempre busca la tarifa más favorable. En dinero, cada vez valemos menos”

*Identidades reservadas.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS construyendo una mesa de diálogo

Patricia Llano, jefa de la Gerencia de Diversidades Sexuales e Identidades de Género de la Alcaldía de Medellín, comentó que la Administración está trabajando en el montaje de una mesa “para generar reflexiones frente a la prostitución y las personas que trabajan en ese oficio”.

De esa mesa harán parte representantes de diversas secretarías, como Inclusión Social, Salud y de la Mujer, al igual que miembros de la comunidad.

La funcionaria informó que su despacho también hace acompañamiento psicosocial a las trabajadoras sexuales, buscándoles oportunidades laborales y becas de estudio en otras carreras.

“Hacemos jornadas de sensibilización con los centros médicos y la Policía, para que sepan cómo trabajar con la población Lgtbi”, manifestó.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

¿Quién responde por la mala comida en la cárcel de Pedregal?

  • ¿Quién responde por la mala comida en la cárcel de Pedregal?
  • Debido a nuevo cierre, operación de alimentación de internos de El Pedregal opera en cocina de Bellavista. FOTO julio herrera
    Debido a nuevo cierre, operación de alimentación de internos de El Pedregal opera en cocina de Bellavista. FOTO julio
    herrera
Por EDISON FERNEY HENAO H. | Publicado hace 0 minutos
Edison Ferney Henao Hernández

Periodista y politólogo en formación. Aprendo a escribir y, a veces, hablo sobre política.

“El espectro no se debe cobrar, ese no debe ser objetivo del Gobierno”

  • Camilo Sánchez, presidente del gremio de las empresas de servicios públicos, resaltó que el sector hizo un esfuerzo para mantener el suministro a todos los hogares en pandemia. FOTO COLPRENSA
    Camilo Sánchez, presidente del gremio de las empresas de servicios públicos, resaltó que el sector hizo un esfuerzo para mantener el suministro a todos los hogares en pandemia. FOTO COLPRENSA
Por Juan camilo quiceno ramírezEnviado especial a Cartagena | Publicado hace 0 minutos

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Mejorar el marco regulatorio

Camilo Sánchez, presidente de Andesco, sostuvo que son muchos los puntos que deben mejorarse en cuanto al marco regulatorio de los servicios públicos. Allí remarcó la necesidad de combatir con más fuerza las conexiones ilegales que, “en últimas, terminamos pagando todos. se debería pensar en una policía especializada para ese tema”. Así mismo, enfatizó en que debe incentivarse la siembra de 180 millones de árboles con el objetivo de producir más agua, que escasea por diversos periodos y dificulta la generación de energía hidroeléctrica.

Juan Camilo Quiceno Ramírez

Soy afortunado por que me gano la vida haciendo lo que amo. Fanático de la salsa brava y los timbales. Amo a mi familia.

Los seis viajes para liberar a sor Gloria de Al Qaeda

  • Gloria Narváez celebró su liberación con la bendición del Papa Francisco. En la segunda foto, el coronel Camargo en su visita a Malí; y, en la tercera, el día que finalizó su secuestro. FOTO AFP
    Gloria Narváez celebró su liberación con la bendición del Papa Francisco. En la segunda foto, el coronel Camargo en su visita a Malí; y, en la tercera, el día que finalizó su secuestro. FOTO AFP
  • Los seis viajes para liberar a sor Gloria de Al Qaeda
  • Los seis viajes para liberar a sor Gloria de Al Qaeda
Por: Camilo Osorio Sánchez | Publicado hace 0 minutos

Contexto de la Noticia

Paréntesis enfermera de sus secuestradores

Los conocimientos de enfermería que la hermana Gloria Narváez enseñaba en la aldea de Karangasso fueron claves para mantenerse con vida en cuatro años de cautiverio. Según datos de inteligencia, la monja empezó a atender y curar a los otros nueve extranjeros cautivos y luego a los yihadistas que la secuestraron. Esa función convenció a los delincuentes de que no era una diplomática, sino una voluntaria en África, como decían los mensajes humanitarios que el Gaula enviaba a través de mensajeros por el desierto del Sahara.

Camilo Osorio Sánchez

Comunicador y periodista de la Universidad del Valle, apasionado por las narrativas digitales, la innovación social y los enfoques de género.

Venezolanos en Colombia, más allá de los datos del Dane

  • El 95,9 % de los venezolanos no planea regresar a su país el próximo año. FOTO: Andrés Camilo Suárez
    El 95,9 % de los venezolanos no planea regresar a su país el próximo año. FOTO: Andrés Camilo Suárez
  • Venezolanos en Colombia, más allá de los datos del Dane
  • Venezolanos en Colombia, más allá de los datos del Dane
  • Venezolanos en Colombia, más allá de los datos del Dane
  • Venezolanos en Colombia, más allá de los datos del Dane
Por daniela osorio zuluaga | Publicado hace 1 hora
Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Desde noviembre habrá ingreso a EE. UU. para vacunados contra covid

  • Estados Unidos abrirá sus fronteras desde el 8 de noviembre para todo tipo de viaje desde el exterior, pero se exigirá siempre que la persona que ingrese a su territorio esté vacunada. FOTO gETTY
    Estados Unidos abrirá sus fronteras desde el 8 de noviembre para todo tipo de viaje desde el exterior, pero se exigirá siempre que la persona que ingrese a su territorio esté vacunada. FOTO gETTY
Por redacción y Agencias | Publicado hace 60 minutos

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Advierten de un cuarto pico

Las proyecciones del Instituto Nacional de Salud (INS) indican que el cuarto pico de la pandemia sí se daría en noviembre, según advirtió este viernes el viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso. Informó que “es un tema que nos preocupa mucho, por lo que en estas dos semanas debemos trabajar muy fuerte en vacunación y en aislamiento”. Reconoció que la posibilidad del cuarto pico se da por la afectación que ya viene presentando Antioquia, Norte de Santander y Atlántico”, donde hay una mayor incidencia del covid.

Se desconoce el origen de explosiones en oleoducto

  • Una de las dos explosiones en el oleoducto de Barrancabermeja provocó el derrame de crudo que afectó la vegetación. FOTO Colprensa
    Una de las dos explosiones en el oleoducto de Barrancabermeja provocó el derrame de crudo que afectó la vegetación. FOTO Colprensa
Por el colombiano | Publicado hace 2 horas

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? millonaria recompensa por los autores

El alcalde de Barrancabermeja, Alfonso Eljach, anunció que el martes se hará un comité de orden público en el que se ofrecerán millonarias recompensas a quien dé información que lleve al paradero de los delincuentes que afectaron al oleoducto de Cira Infactas y de paso al medio ambiente. Además, de la reunión que se haga el miércoles con el Gobierno y Ecopetrol, se esperan aportes para que los investigadores tengan más elementos para dar con los responsables, sin desestimar un panfleto que habría firmado el ELN atribuyéndose las explosiones.

Minoría chií, el blanco de los ataques en Afganistán

  • La imagen de una mezquita destruida por la onda explosiva de un ataque suicida volvió a repetirse esta semana en Afganistán. El blanco de ayer fue un lugar de culto en Kandahar. FOTO Getty
    La imagen de una mezquita destruida por la onda explosiva de un ataque suicida volvió a repetirse esta semana en Afganistán. El blanco de ayer fue un lugar de culto en Kandahar. FOTO Getty
Por AFP-redacción | Publicado hace 3 horas

Hidroituango: presidente Duque no está de acuerdo con Quintero

  • El presidente Duque, el gobernador Aníbal Gaviria y la bancada antioqueña confirmaron que en Hidroituango no se puede perder tiempo. FOTO cortesía.
    El presidente Duque, el gobernador Aníbal Gaviria y la bancada antioqueña confirmaron que en Hidroituango no se puede perder tiempo. FOTO cortesía.
Por El Colombiano | Publicado hace 7 horas

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS el consorcio ccc desmintió a quintero

En un comunicado de cinco puntos, el consorcio CCC, que construye Hidroituango, respondió a las afirmaciones que Daniel Quintero hizo en varios medios de comunicación. CCC dijo que utilizará todas las herramientas que le concede la ley para defender su actuación. Lo primero que hicieron fue radicar un derecho de petición al alcalde para que este demuestre de dónde sacó sus aseveraciones. Si el mandatario no responde satisfactoriamente, procederán a pedirle una rectificación. Los constructores se quejan de los señalamientos públicos que hizo Quintero contra ellos. Según el alcalde, CCC utilizó materiales de baja calidad en la construcción de Hidroituango. Además, dijo que los diseños habían sido cambiados. El consorcio le respondió que se habían ceñido estrictamente a los diseños entregados por EPM.

¿Qué hay para hacer este puente festivo en la ciudad?

  • Una amplia y variada agenda de espectáculo ofrece Medellín para este puente festivo. FOTO Freepik
    Una amplia y variada agenda de espectáculo ofrece Medellín para este puente festivo. FOTO Freepik
  • Expocerveza 2021 y Medellín Gourmet dos espacios para disfrutar en familia. FOTO Cortesía
    Expocerveza 2021 y Medellín Gourmet dos espacios para disfrutar en familia. FOTO Cortesía
  • Flamenco y música enm vivo completan la agenda. FOTO Cortesía
    Flamenco y música enm vivo completan la agenda. FOTO Cortesía
Jaime Horacio Arango D. | Publicado el 15 de octubre de 2021
Jaime Horacio Arango Duque

Periodista, apasionado por el cine, la televisión y el fútbol. Egresado de la U. de A, y envigadeño de nacimiento y residencia.

Cárcel para abogado que amenazó por redes sociales a tres periodistas

  • Además de ir a la cárcel, el abogado quedó inhabilitado para ejercer funciones públicas por 48 meses.
    Además de ir a la cárcel, el abogado quedó inhabilitado para ejercer funciones públicas por 48 meses.
Colprensa | Publicado el 15 de octubre de 2021

Lo que sigue tras la entrada en operación de la autopista Pacífico 2

  • Después de seis años de trabajos y diseños, ayer se inauguró de forma oficial el proyecto Pacífico 2, una vía de doble calzada también conocida como La Ruta del Suroeste. FOTO Manuel Saldarriaga
    Después de seis años de trabajos y diseños, ayer se inauguró de forma oficial el proyecto Pacífico 2, una vía de doble calzada también conocida como La Ruta del Suroeste. FOTO Manuel Saldarriaga
Jacobo Betancur Peláez | Publicado hace 1 hora

Contexto de la Noticia

Paréntesis Los Hitos de Pacífico 2

La primera autopista de cuarta generación en Antioquia, comprende un tramo en doble calzada desde el corregimiento de Bolombolo (en Venecia) hasta el municipio de La Pintada. Según los cálculos de la concesión, representará un ahorro de entre el 25 % y el 30 % del tiempo de desplazamiento en comparación con la vía antigua. En promedio los vehículos podrán transitar a una velocidad de 80 kilómetros por hora, gracias a una cadena de 44 puentes y dos grandes túneles que permiten sortear la topografía del Suroeste. Esta subregión concentra el 3,7% del Producto Interno Bruto del departamento.

Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

Notas de la sección