<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El llamado al levantamiento que eleva la tensión en El Salvador

  • Simpatizantes del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, marcharon por las calles de la capital enarbolando cruces con los nombres de legisladores opositores. FOTO AFP
    Simpatizantes del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, marcharon por las calles de la capital enarbolando cruces con los nombres de legisladores opositores. FOTO AFP
Por Sergio Correa y Agencias | Publicado el 18 de febrero de 2020

Al grito de “¡insurrección!”, cientos de personas llenaron el pasado fin de semana las calles de San Salvador, en una movilización ciudadana que no solo representó una muestra más de apoyo al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y por ende un termómetro de su popularidad, sino que atizó el fuego de la agitación política que tiene sumido al país en días de tensión.

Las causas se remontan al pasado 10 de febrero, cuando Bukele irrumpió en la Asamblea Legislativa rodeado de militares armados, para exigir a los diputados la aprobación de un préstamo de 109 millones de dólares que se invertirían en recursos de seguridad.

En aquella oportunidad y ante la negativa del Legislativo, el presidente llamó en un primer momento a un levantamiento popular, pero después juntó las manos a la altura de su rostro en actitud de oración y aseguró haber recibido un mensaje divino: “Tener paciencia”.

Y paciencia fue lo que menos demostraron los salvadoreños que colmaron las vías de la capital, convocados a través de redes sociales por figuras como el exdiputado Walter Araújo, quien expresó durante las marchas que “estamos en un proceso insurreccional y eso no es delito, ese es un artículo de la Constitución”, justo antes de amenazar con tomarse el recinto en el que se reúne la plenaria de legisladores.

El ambiente crispado motivó una declaración del embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, quien pidió calma y advirtió que “cualquier acto o llamado a violencia o destrucción de propiedad por la multitud frente a la Asamblea Legislativa dañaría al país. Le podría costar empleos y destruir el potencial de crecimiento económico”.

Populismo y retroceso

La Corte Suprema de Justicia de ese país no tardó en condenar “el uso de las fuerzas armadas para fines que no son constitucionales”. Y aunque podría parecer solo una demostración de fuerza, la irrupción del Ejército en el recinto legislativo tiene implicaciones que van más allá, según considera Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos.

“Lo vivido en El Salvador en las últimas semanas es una expresión clara de populismo, aceptado por el elector en las urnas y fundamentado en la ineficiente, pobre y corrupta gestión pública de gobiernos anteriores”, manifestó.

El académico añadió que “Bukele parecía una opción totalmente fresca, pero al final adolece de la esencia misma: el conocimiento y la cultura política”.

Y el efecto inmediato es la polarización: “Ya no es solo izquierda contra derecha, ahora podemos hablar de populistas contra demócratas. Y pareciera que se rescatan los viejos recuerdos de que la política es posible hacerla con las armas”, concluyó .

Contexto de la Noticia

INFORME El préstamo de la discordia

· El millonario crédito de 109 millones de dólares que el presidente Nayib Bukele espera contratar con el Banco Centroamericano de Integración Económica y para el que pidió autorización de la Asamblea Legislativa, tiene como propósito financiar el Plan Control Territorial, con el que el ejecutivo salvadoreño espera dotar de equipos a la Policía y las Fuerzas Armadas. No obstante, varios diputados se mostraron recelosos sobre la destinación de los recursos y la verdadera necesidad de algunas de las compras previstas, como uniformes, que deberían estar ya incluidas en el presupuesto de Defensa.

Sergio Andrés Correa

Tengo la maleta siempre hecha y mi brújula, que por lo general apunta al sur, me trajo al periodismo para aclarar mi voz. Busco la pluralidad y no le temo a la diferencia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección