<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El tratado que pretende aprobar Venezuela y que abriría la puerta al uso de la fuerza

  • Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. FOTO: AFP
    Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. FOTO: AFP
JULIANA GIL GUTIÉRREZ | Publicado el 07 de mayo de 2019

El debate de este martes en la Asamblea Nacional de Venezuela –único organismo reconocido como legítimo por cerca de 60 naciones– se centra en la reincorporación del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que también es conocido como Tratado del Río.

Este es un pacto de defensa mutua que se firmó en Río de Janeiro en septiembre de 1947, al que actualmente están adscritos 15 estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre ellos Colombia.

Lea también: Chavismo: 20 años con las “horas contadas”

El texto del documento indica que un “ataque armado por parte de cualquier Estado contra un País Americano, será considerado como un ataque contra todos los Países Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”.

Se trata, entonces, de un pacto interamericano de defensa mutua. El gobierno de Nicolás Maduro se había retirado de este en 2013, pero ahora el presidente interino Juan Guaidó –quien es reconocido como mandatario legítimo por la OEA y un grupo de países– podría firmar el reingreso de Venezuela a este.

Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, explica que este tratado dejó de ser efectivo con la crisis de las Malvinas, cuando Argentina lo invocó en abril de 1982.

El canciller de ese entonces, Nicanor Costa, convocó el TIAR para reclamar apoyo interamericano frente al conflicto que su país tenía con Reino Unido. Sin embargo, su puesta en marcha nunca se hizo efectiva.

Lea también: “Hubo gente que faltó por cumplir”: Guaidó sobre alzamiento militar

“Desde entonces prácticamente ha sido letra muerta, no ha tenido mayor operatividad”, indica Rodríguez. Al preguntarle al experto qué objetivo persigue la Asamblea Nacional al reactivar su participación afirma que la dinámica del parlamento es de “generar una especie de disuasión hacia terceros actores”.

El TIAR y la intervención militar

Aunque en redes sociales circulan versiones que indican que una eventual aprobación del TIAR podría abrir la puerta a una intervención militar en Venezuela, expertos consultados por EL COLOMBIANO aseguran que este no es el objetivo del tratado.

Uno de ellos es el Perkins Rocha, abogado constitucionalista de ese país, quien lo describe como un “protocolo complejo” que se aleja de la intervención

“Para lograr una coalición militar extranjera que preste ayuda humanitaria y libere al país el obstáculo no es normativo. Es innecesario el TIAR. Para Venezuela es suficiente la carta de la ONU y la voluntad política de los gobiernos extranjeros para hacerlo”, afirma el jurista.

Lea también: La diplomacia no alcanza y la guerra o es la salida

Rocha también hace énfasis en que, si se pensara en abrirle la puerta a la intervención, “el mejor puente es la autorización militar prevista por la Constitución”.

En un artículo publicado en El Nuevo Herald,el periodista Andrés Oppenheimer aseguró que cuando le preguntó al enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, si hay discusiones para invocar el TIAR este “no lo confirmó ni lo negó, pero dijo que este es mucho más amplio que un tratado militar”.

“El TIAR habla de acciones en común, pero pueden ser relaciones diplomáticas, medidas económicas o sanciones”, dijo Abrams.

Y es que el TIAR solo contempla el uso de la fuerza como método de defensa.

Al hablar de un eventual regreso de este tratado al contexto latinoamericano también es importante mencionar la doctrina R2P, la Responsabilidad de proteger, un compromiso que adquirieron todos los estados miembros de Naciones Unidas en 2005 y que señala que la única autoridad para emplear el uso de la fuerza es el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Esta, la R2P, también ha sido mencionada en varias ocasiones en el contexto de la crisis de Venezuela.

Contexto de la Noticia

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista internacional, amante de los perros y orgullosa egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección